viernes, junio 29, 2007

XXI SESION SEMINARIO


Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
Instituto de Investigaciones / FACES
Universidad Central de Venezuela

SEMINARIO 2007 / XXI SESIÓN


HISTORIA DEL MOVIMIENTO
ESTUDIANTIL


LOS ESTUDIANTES EXAMINAN
SU ACTUACION DE AYER Y DE HOY

INTRODUCCIÓN
AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ

LUNES, 02 DE JULIO DEL 2007 / SALA "E" / 6 pm
frente a la Biblioteca Central

Información
Tlfs / 6052536 / 6052563 / telefax 5500784 / 0416-6387320
abm333@gmail.com / http://historiactual.blogspot.com

Leer mas!

LOS ESTUDIANTES Y EL VACÍO POLÍTICO


A un mes de protestas estudiantiles es importante evaluar lo que han dejado y pueden dejar a futuro. En sus últimas actuaciones públicas el GP se refirió a la materia. Esto denota la preocupación que el asunto ha creado a nivel del alto gobierno. ¿Pero por qué un movimiento de protesta monta en vigilancia-emergencia a todo un tren gubernamental?

Indispensable medir y reflexionar sobre los alcances de este movimiento que en su mayor expresión nace de la espontaneidad Esto, al parecer, le da autenticidad y pegada en la medida en que toca la fibra de la emoción-sensibilidad.

Algo que está en la línea del sentimiento de arrechera y frustración que sintieron muchos jóvenes al ver apagarse la señal de RCTV. Una medida que, nacida en el atropello, concita a la obligada reacción, la cual se produce en una dimensión que nadie esperaba.

Si aquí hubo alguna convocatoria a la protesta para preparar desde el territorio de “lo suave” un golpe “duro y de altas proporciones”, eso no llegó a ser lo preponderante. Desde el 28/05 lo que domina el cuadro histórico es una manifestación que reclama por la acción arbitrario-politiquera del régimen contra la televisora y por la libertad de expresión en general.

Y se trata de un grito que ha obligado a la “revolución” a declararse en emergencia. Y esto ocurre por una razón muy sencilla: A partir del 15Ag.-04 y el ‘cambio para siempre’ el régimen culmina la liquidación de toda oposición. En adelante no la considera como una fuerza, sino como expresiones disparatadas de un movimiento cada vez más al detal que es capaz de acabar hasta con su propia integridad.

‘Las oposiciones’ son entonces el poder de la autodestrucción. Y esta realidad le proporciona al proceso autori-totalitario la posibilidad de avanzar sin tropiezos y ‘a paso de vencedores’.
En las elecciones para gobernadores y alcaldes, el régimen, contando con la ayuda de su CNE, le pone mano a la casi totalidad de los cargos. Y el 04D-05, en episodio que ‘las oposiciones’ no han podido clarificar, obtienen cómodamente todas las curules de la Asamblea Nacional. El 03D-06 libran al régimen de toda sospecha de fraude. El candidato de la convalidación reconoce que fue derrotado en ‘libres y transparentes elecciones’.

El régimen entendió entonces que sus propios adversarios estaban más unidos que nunca al proyecto totalitario en marcha. Y por ello consideró oportuno pasar a una etapa de radicalización, en el entendido de que ya era posible prescindir de las coberturas o ropajes-disfraces democráticos.

Es la decisión de implantar la hegemonía en todos los órdenes de la vida nacional. Los consejos comunales, las milicias, las redes populares de inteligencia, la reserva, el partido único y las fuerzas armadas, llevadas al uso y defensa de la línea contenida en la consigna central (‘Patria, socialismo o muerte, venceremos!), son ya instrumentos al servicio de los designios del jefe único, ¸jamás vencido y siempre vencedor con la gracia de Dios y el apoyo directo del padre Fidel, el Cristo socialista, el Che, impulsor de la guerra revolucionaria y Simón Bolívar, padre de todas las grandezas de la patria.

Y es con esta convicción como se lanza a la operación RCTV. Se trataba de golpear a uno de los jerarcas de la comunicación que a diferencia, por ejemplo, del canal 4, se había negado a llegar a un acuerdo-negociación a favor de la patria y el socialismo del siglo XXI. De allí que se decretara su muerte. Pero ni los nuevos propietarios de Venecuba tenían la más mínima idea de lo que ocurriría a partir del 28/05/07.

Y la protesta estudiantil, en su parte espontánea y sin ninguna ligazón partidista, tiene una inmensa pegada precisamente por nacer en medio del vacío político que caracteriza a este ex –país desde el 27F-89. En esta oportunidad se establecen dos Venezuela: la compuesta por ‘derechas e izquierdas’ que se queda en el pasado y hace bueno todo tipo de hundimiento, y la de quienes sienten y piensan que la salida de esta enorme crisis histórica pasa por la liquidación de los enmohecidos poderes.

Aquí no ha faltado quien creyese que en el llamado ‘proyecto-proceso revolucionario’ estaba la salvación de la patria y la superación del vacío. Hoy, esa visión ha cambiado para muchos. Parte del colectivo advierte que vive la realidad 1989 y que la Venezuela de la ficción revolucionaria es el producto de la compra-venta de las voluntades y conciencias adecas y copeyanas que desde entonces estaban montadas en los espacios de la desesperación.

Pero la llamada quinta república no es más que la continuación, por la “vía revolucionaria y petrodolarizada”, de las mismas ‘cúpulas podridas’, ahora con más posibilidades para ejercer el saqueo-robo del erario público.

Y ante tanto vacío-depredación en el campo político, el colectivo ve en los estudiantes de hoy una especie de esperanza. En un inicio y a nivel de emoción esto tiene validez. Pero no se puede perder de vista que esos muchachos son el producto de una política vacía a quienes la realidad está impulsando a asumir responsabilidades.

Pero es evidente que ante un poder de tanto peso como el que prevalece aquí no se puede tener una actuación basada en viejos esquemas y enseñanzas. De allí la pregunta clave: ¿qué están haciendo a esta hora esos muchachos para dar el salto hacia una actuación cónsona con las exigencias de la realidad? ¿Será suficiente la espontaneidad, la emoción-sensibilidad para enfrentar tantos monstruos? ¿Y qué están haciendo otros sectores del colectivo?

A esta hora nos encontramos con que el jefe único en todas sus comparecencias ataca a los estudiantes que no le son afectos. Son cachorritos del imperio, debidamente financiados por la CIA. Sólo así puede explicarse que estos muchachos le hayan quitado al régimen la imagen de demócratas que le otorgan ‘las oposiciones’ el 03D-06.

Ellos le dijeron al mundo que aquí prevalece un régimen que no respeta la libertad de expresión, que hay represión, persecución. Un país polarizado, enfrentado, hasta obtener la condición de ex-país con símbolos invertidos, que muestran una bandera ‘rojo-rojita’ que se corresponde con el autori-totalitarismo impuesto, que habrá que devolver a su debido lugar.

Ha llegado tan lejos el mensaje estudiantil que el GP, en plena Copa América se va de viaje para restarle importancia y vender al exterior una imagen de tranquilidad que aquí nadie conoce. El mensaje estudiantil ha calado. Pero no puede olvidar que procede de un vacío que se lo puede tragar, ni ignorar que los ‘revolucionarios’ de 1928 son los ‘padres de la democracia de las cúpulas podridas’ de los 40 y más años.

Está por ver hoy si esta generación es capaz de partir del rompimiento con el vacío que ha sido y es la política venezolana y avanzar hacia un nuevo estadio de nuestra historia, que deje atrás por igual todo totalitarismo y toda falsa representación, para convertirse en base y fundamento de un tiempo de y para un colectivo, no disminuido y pervertido en masa, sino en verdadera comunidad de individuos, proyectados hacia el porvenir. abm333@gmail.com


Leer mas!

lunes, junio 25, 2007

COPA AMÉRICA Y VACACIONES ¿FIN DE LA PROTESTA ESTUDIANTIL?


Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
Instituto de Investigaciones / FACES
Universidad Central de Venezuela

SEMINARIO 2007 / XX SESIÓN


FORO ABIERTO
EVALUACIÓN DE LA ACCION ESTUDIANTIL

COPA AMÉRICA Y VACACIONES
¿FIN DE LA PROTESTA ESTUDIANTIL?


LUNES, 25 DE JUNIO DEL 2007 / SALA "E" / 6 pm
frente a la Biblioteca Central

Información
Tlfs / 6052536 / 6052563 / telefax 5500784 / 0416-6387320
abm333@gmail.com / http://historiactual.blogspot.com
Leer mas!

viernes, junio 22, 2007

¡LA DELACIÓN POPULAR ACTÚA!


La orden del GP es terminante: si los productores de leche se niegan a venderle a las plantas procesadores del Estado y ponen en peligro la ‘seguridad alimentaria’, habrá que expropiarlos. Y llama tanto a las autoridades civiles y militares como a la inteligencia popular a tomar la iniciativa. (Aló 17-06-07).

Para nada cuenta el ‘debido proceso’. Se invoca la fuerza-acción inmediata. Nada que averiguar ni dialogar. El autoritarismo-totalitarismo simplemente se ejerce: yo decido. Y si hay que atropellar se procede sin vacilaciones y sin miramientos con una constitución que ya le queda corta al proceso y que se reformará a la medida de las necesidades y culto al nuevo Libertador.

Es un discurso repetido. Pero esta vez incorpora el llamado a activar la ‘inteligencia popular’. No dice cómo. Pero está claro que sigue el esquema-orientación de la Madre Patria Revolucionaria. Seguramente Castro ya hizo el diseño de nuestros Comités de Defensa de La Revolución (CDR) que tienen dos misiones fundamentales: ejercer el autocontrol de la población, haciendo buena la amenaza o realidad de la delación de unos contra otros. Y apuntar hacia la acción miliciana. Se llega así a la mayor degradación ético-moral de una sociedad.

Los hombres y mujeres convertidos en penosos delatores, débiles de mente y cargados de odio y fanatismo son los designados para producir las muertes que sean necesarias en defensa de la patria socialista. Y este es el componente que sustituirá las actuales FAN.

El reto y el cerco crecen. La reacción del colectivo, a pesar de la vigencia de la ley del miedo-temor-angustia, se producirá. Y quisiéramos que no fuese en plan violento porque una guerra le permitiría al totalitarismo culminar la destrucción y hacer de este ex-país la patria del supuesto socialismo del siglo XXI.

Y no es casual la activación de los CDR. La espontánea campanada estudiantil descuelga y desespera al régimen. Venecuba se reunió de inmediato. El efecto RCTV-lucha por la libertad de expresión traspasó todo cálculo. A diferencia del 03D-06 hoy se señala en el mundo a un gobierno que persigue y cercena. Bien alejado de la democracia. Sancho, lo terrible en historia es ver la nueva etapa convertida en la última y ver alargar su vida a punta de muertos! abm333@gmail.com
Leer mas!

EL TOTALITARISMO SUAVE, EL BAILE Y LA RECONCILIACIÓN

Una parte de los estudiantes que en la actualidad están en plan de protesta, tomó la iniciativa de invitar al GP a dialogar y a bailar. Esto se hace en el marco del llamado general a la reconciliación. Un objetivo sobre el cual es necesario hacer algunas precisiones. ¿Es por esa vía como se pretende enfrentar el mando-poder que hoy tiene vigencia en este ex-país.

Todavía hay aquí quienes exigen respeto a los derechos constitucionales. En particular se pide que no se atente contra los derechos civiles y específicamente que no se avance en el proceso de vulneración de la libertad de expresión. Se admite de este modo, de manera implícita y con un razonamiento que se afianza en los postulados democráticos (que aquí no rigen) que el cuadro planteado puede resolverse con la rectificación de las líneas de acción trazadas por el presente régimen.

Y por esta vía se llega a creer en la posibilidad de lograr la reconciliación nacional en un clima de paz y convivencia. En este sentido, lo que nace como una abierta protesta contra el cierre de RCTV, que en sus inicios se le reprime porque se le ve como ‘la mecha suave’ que esconde un plan golpista dimensional, luego, en cuanto se aprecia su real dimensión y su carácter de reclamo espontáneo que tiende a hacerse cada vez más fuerte, se le aplica la técnica de la absorción que permita inocular y convertir progresivamente en inofensivo el planteamiento.

Surge de este modo la proposición de los ya conocidos debates que en la práctica crean la imagen de una posible y hasta inmediata reconciliación. El planteamiento inicial pierde fuerza y pegada cuando se le copa de espacios para una ‘confrontación democrática de ideas y proyectos’, no porque esto tenga algo de malo en si mismo sino porque comienza a sustituir la protesta por el espectáculo. La calle por el circo y la pantalla.

Se lleva a los jóvenes coordinadores de las protestas a nivel de los políticos que en los últimos tiempos entendieron que sin cámaras de televisión no se concibe la actividad. Se persigue de este modo poner la protesta en el ‘nivel que le corresponde’: muchachos contra muchachos. Porque la ‘política adulta’ es otra cosa. Se organiza de este modo las escenas planteadas como debates en los espacios que cuentan con los preparativos y recursos oficialistas.

De este modo se tiende a quitar de la agenda de la discusión cuestiones esenciales como la relativa a la libertad de expresión: protestas por la carencia de algo que abunda y de lo cual disfrutas. Esta es la trampa que se le monta a ‘los espontáneos’ en la Asamblea Nacional.

Y mientras la atención se concentra en los ‘debates juveniles’ la protesta deja de fijar la atención en la calle para ponerla en la organización del próximo debate que le permitirá de paso a los medios vender un buen producto por cuanto en el fondo reproduce la confrontación.

El plan de mediatización está tan claramente establecido que su dirección a esta hora corresponde directamente al GP. Por esto en cada una de sus comparecencias alude al fenómeno, haciendo hincapié en la solvencia, formación y calidad oratoria de sus muchachos.

Pero llega a reconocer que del lado de los agentes de la ‘mecha suave’ hay algunos que pasan el examen hasta en el baile que se produjo en el principal canal del oficialismo en el marco de un debate. Pero lo que le interesa es festejar el camino del espectáculo que decidieron imprimirle al movimiento en ciernes. Y esto es a la vez muestra de democracia y libertad de expresión.

Y si las cosas se plantean de esta manera, ¿cómo puede entender el colectivo que este sea un régimen autoritario-totalitario? Son muchas las actuaciones de ‘las oposiciones’ que en el pasado reciente han contribuido a desdibujar esta realidad. Pongamos apenas el ejemplo del reconocimiento a ‘los limpios y transparentes resultados de las elecciones del 03-12-06’.

Pero hoy el movimiento que tiene tanto de espontáneo y que le cambia internacionalmente la imagen que se había vendido del régimen, comienza a recoger sus palabras cuando entra a formar parte de una gran comparsa en la cual es tal el nivel de acercamiento, camaradería y comunicación que los actores del propio debate político terminan echando un paso.

Por esto puede verse como una exageración hablar de autoritarismo-totalitarismo. Para muchos políticos, analistas y observadores aún estamos lejos de esta posibilidad porque se puede hablar, manifestar y hasta aparecer en algunos medios de comunicación, sin que eso signifique exponerse a penas corporales como las que se aplican en tiempos de Hitler o Mussolini.

Caemos de este modo en el viejo trasplante de esquemas. Y cuesta entender en este sentido que el régimen vigente viene a corregir incluso errores cometidos en Cuba. En este sentido, la concentración de poderes en manos del ‘salvador’ ha sido progresiva, igual la persecución, el establecimiento del miedo-temor-angustia, el ablandamiento de voluntades que conduce a la compra-venta presidida por una jugosa tarifa.

Es la búsqueda del control total de una sociedad a la cual se le impone la figura de un hombre hecho dios, a quien debe acostumbrarse y rendirle todo tipo de culto porque es el llamado a gobernar esta sociedad mientras lo desee. Es acomodarlo todo para sustituir el más mínimo vestigio de democracia por el socialismo totalitario que prevaleció en el llamado ‘socialismo real’ y del cual aún quedan muestras.

Por supuesto que no es una tarea fácil y que son muchos los problemas y obstáculos que enfrenta y enfrentará el proyecto totalitario para someter a una población ganada para la democracia, aunque ésta no sea completa y esté llena de vicios. Pero el avance del ‘modelo social-totalitario’ no se va a detener. Ahora nos conducen hacia la constitución que no sólo lo decretará sino que especificará sus rasgos y tiempos.

Este ex -país, y Venecuba en su conjunto, será conducida, en consecuencia, a un bloque en el cual se da por descontada la participación iraní, de un discutible pluralismo en el cual prevalecerá el objetivo del avance y consolidación de un régimen totalitario con sus especificidades.

Hay todavía quienes dicen que si así es el totalitarismo, que si se limita a execrar gente por firmar contra el presidente, reducir cada vez más la libertad de expresión pero respetando el derecho a la vida, entonces es un régimen suave que es admisible. No importa por ejemplo el cerco policial a la Copa América o que se impida manifestar ante los ojos del mundo.

Esperemos que estas ingenuas respuestas no lleguen a chocar con la práctica del exterminio que ya existe y que puede ser llevada al territorio de la política. No parece que es hora de celebrar y bailar sino de reflexionar y actuar en dirección al rumbo que establece el porvenir. abm333@gmail.com


Leer mas!

jueves, junio 21, 2007

¿INEVITABLE AGOTAMIENTO DE LA PROTESTA ESTUDIANTIL?


Pablo Picasso


En un trabajo anterior titulado ‘¿Dónde llegará la rebeldía estudiantil?’ introdujimos algunos elementos para la reflexión sobre las protestas estudiantiles que se desarrollan desde el 28/05/07. Señalamos que los estudiantes actuaban en un marco en el cual se movían varias expresiones totalitarias. Por un lado está la determinante que emana del régimen y por otra la que corresponde a unas oposiciones que aún se sienten inclinadas y obligadas a dirigir (y aprovechar) todo lo que ocurre en el terreno del enfrentamiento al gobierno del proyecto-proceso socialista y revolucionario del siglo XXI.

AQUÍ NADIE QUIERE CEDER SU ESPACIO

Se trata de estructuras que, aun llenas de todas las formas de incapacidad, agotamiento y derrotas, reclaman su vigencia y derecho de estar al frente del acontecer político. Hasta el presente aquí ningún movimiento ha querido ceder su espacio (supuesto o real) a otro grupo o ‘generación’ que asuma la responsabilidad que sus antecesores no pudieron o no supieron cumplir.

Una actuación que se apoya en algunos medios de comunicación, que también hacen gala de expresiones totalitarias en cuanto quieren ir más allá de la misión de informar y opinar para asumir el papel de actores y dirigentes de la política. Al lado del partido político moribundo está el partido mediático. El fenómeno se debe al propio agotamiento de unos partidos que no llegaron a entender la realidad sobre la cual actuaban y que hasta el presente han sido incapaces de plantear una renovación de sus doctrinas y estructuras partidistas y dirigentes.

NO SE ESPERABA LA RESPUESTA ESPONTÁNEA

Esto da una idea del intrincado cuadro político en el cual surgen las protestas estudiantiles que por tres semanas han ocupado las primeras planas de las empresas de expresión. En el primer artículo que publicamos sobre el tema (08-06-07) señalamos que era imposible medir y caracterizar por anticipado la reacción de la población ante el impacto del cierre de RCTV. Y en este sentido no se esperaba que la protesta partiera de manera espontánea, precisamente de un estudiantado que no cogía calle desde los tiempos de Caldera II.

En este primer momento hacen presencia en la escena actores políticos de Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo. Horas más tarde esos ‘dirigentes’ bajan perfil y le entregan el ‘mando’ al propio movimiento estudiantil a cuyo frente están dirigentes de varias universidades.

Este cambio en la conducción de la protesta tiene una clara explicación en el rechazo general a todo lo que provenga de partidos políticos. Al comienzo se utiliza espacios y recursos de la alcaldía de Chacao. Pero allí mismo ocurre el caso del repudio a un conocido dirigente. Esta tal vez fue la gran campanada para que los partidos entendieran que no podían dirigir las movilizaciones de manera directa.

NO SOMOS GOLPISTAS SOMOS ESTUDIANTES

La pregunta es inevitable: ¿Hay una organización estudiantil con definidos y claros lineamientos? Hasta la fecha se ha escuchado las consignas propias de un estallido que tiene mucho de espontáneo y de sentir mayoritario: ¡No somos golpistas somos estudiantes! Luchamos por la paz y contra la violencia. Pedimos unidad y reconciliación nacional. El cese del odio. Libertad y en especial libertad de expresión. Respeto a la autonomía universitaria. Su objetivo no es el derrocamiento del gobierno sino exigirle un comportamiento democrático.

En un inicio, el régimen mantiene que las protestas estudiantiles son ‘la cobertura suave’ de un plan golpista organizado por factores nacionales que dice tener claramente identificados, que contaría con el apoyo del ‘imperio’. No se concibe que una protesta de tal magnitud haya sido producida sólo por la reacción en defensa de RCTV y por ello se subraya la acusación de que es un movimiento que responde a claros objetivos golpistas.





EL RECHAZO AL RÉGIMEN

Lo que parece real, objetivo y verdadero a esta hora es que existen dos componentes en este movimiento. Por una parte está la protesta contra el atropello, que se concreta en el cierre de la televisora y que toma el camino del rechazo general a la actuación de un régimen, que asumió el totalitarismo como base de sus actuaciones.

Esta forma del reclamo tiene por símbolo unas manos blancas y una flor. Es la reaparición de los comeflores de los años setenta que, sentados pacíficamente en el suelo, pedían la salida del rector impuesto en la UCV: ‘Fuera De Sola de la universidad!’

Pero ningún partido o grupo político se acoge a esta hora a la política de la flor. Es elemental que en el totalitarismo no hay posibilidades de reconciliación. Ello lo negaría o lo convertiría en democracia. No se conoce movimiento autoritario de corte fascista-totalitario que se haya convertido en demócrata. Esto va más allá del contrasentido para ubicarse en el absurdo. Y por ello, la segunda vía de la protesta parece tener como objetivo estratégico la sustitución del régimen actual.

EL REPUDIO A TODO TOTALITARISMO

Sin embargo, sí se conocen experiencias históricas en que la acción ciudadana, la manifestación pacífica del colectivo, es capaz de poner en jaque un gobierno que ejerce el más abierto totalitarismo.

Por ello se impone discutir sobre la forma de lucha que se pondera. En principio hay solo las salidas conocidas: la electoral o la violenta. Un régimen totalitario niega todo lo que tenga que ver con elecciones libres y transparentes. Por ello obliga al adversario a transitar por los caminos de la violencia con el objetivo de aplastar todo intento por enfrentar al monstruo mayor. El aparato violento del Estado está a la entera disposición del mantenimiento y resguardo del régimen inscrito en el totalitarismo.

¿Quiénes pueden promover esta salida hoy en este ex país? La ‘protesta neo-come-flor’ está bien lejos de esta posición, pero pudiera servir a intereses como los que en su momento representó Carmona Estanga. Un compendio de frentes politiqueros de igual inspiración totalitaria, con el correspondiente ingrediente de una corriente mediática de igual inspiración pudiera tener alguna inclinación hacia aventuras de antemano derrotadas.

Por esto hemos señalado que para el verdadero movimiento democrático la situación es francamente difícil y complicada, por cuanto pasa por plantearse la liquidación del monstruo gubernamental y el de las ‘oposiciones reales y mediáticas’. De allí que la tarea para los espontáneos de las ‘nuevas flores’ es dura. Requiere fuerza, temple, equilibrio, inteligencia y perspicacia. Requiere aporte y creación. Imaginación, claridad de objetivos y ausencia de politiquería.

LA CAMPANADA AL RÉGIMEN

Es evidente que por encima de los objetivos subyacentes las protestas estudiantiles han logrado despertar a una comunidad que toca la puerta del colectivo y lanza una campanada al régimen que de inmediato se moviliza a rechazar e impedir aquello que más le atemoriza: la gente en la calle. Tiene conciencia de sus propias debilidades al no haber sido capaz de agotar las miserias a pesar de contar con ingresos sin precedentes. Por ello requiere como cuestión urgente liquidar la amenaza de un movimiento estudiantil, para lo cual cuenta con planes fabricados en los centros de inteligencia-persecución-represión.

Y la pregunta reside en qué respuesta pueda elaborar esa protesta. Y en este sentido, este colectivo debe actuar en dirección a conformar las bases y fundamento de un movimiento que vaya más allá del estallido-emoción para centrarse en la organización que es lo único que puede garantizar el triunfo de los requerimientos que ahora se persiguen.

PONER A UN LADO LA VIEJA POLÍTICA Y LAS AGENDAS OCULTAS

Inevitable poner a un lado la vieja política incluyendo los discursos baratos, superficiales e interesados que tienden a darle jerarquía positivista y enfermiza de ‘nuevos salvadores de la patria’. Esencial tener conciencia de que conforman una esperanza de movimiento para el futuro y que en ese sentido no vale la prepotencia sino la dedicación al estudio, al trabajo y el sacrificio de facilidades.

Se impone no atender a las banderías de la politiquería y mantenerse en guardia contra los ofrecimientos interesados en utilizarlos para políticas que tienen agendas diferentes al movimiento estudiantil. Y quienes hoy surgen como dirigentes, ojalá y hagan buena la palabra dicha y repetida, de que están empeñados en un liderazgo colectivo y horizontal para que cada uno de los integrantes asuma la responsabilidad del movimiento.

Si eso se cumple estaremos frente a un proyecto con novedad y visión de futuro y disposición participativa para impedir el surgimiento de los ‘viejos y periclitados caudillos’ que tanto daño le han hecho a esta política, cada vez más llena de cultos para el control y dominación de esta sociedad.

ENFRENTAR TOTALITARISMOS Y POPULISMOS

Y frente a esta acción del más despreciable populismo, los estudiantes están obligados también a convocar y unirse a los sectores populares en la misma y única lucha. Una convocatoria abierta para que se sientan aludidos todos los interesados en impedir que siga la destrucción de Venezuela que nos convierte cada día más en un más hundido ex -país.

Si así lo hicieren, tal y como lo han anunciado, estaremos en presencia de un movimiento de y para el futuro, capaz de dejar a las generaciones siguientes más de lo que recibieron de las anteriores.

Pero si la juventud se deja arrancar de sus manos el futuro si no logra deslindarse de los negociantes de siempre, y se dedica a actuar en base a un supuesto nuevo caudillismo, estaremos en presencia de otro ensayo para el agotamiento, y una nueva convalidación para el vigente, agresivo y creciente régimen totalitario que hoy trafica con Venezuela. abm333@gmail.com

17 de junio del 2007


Leer mas!

sábado, junio 16, 2007

XIX SESION SEMINARIO




Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
Instituto de Investigaciones / FACES
Universidad Central de Venezuela

SEMINARIO 2007 / XIXI SESIÓN

EL FRAUDE EN LA CONSTRUCCIÓN
DEL TOTALITARISMO


EL COMPROMISO DE LA SOCIEDAD CIVIL
Y LOS ESTUDIANTES

PONENTE

MANUEL RODRÍGUEZ MENA

COMENTARISTAS
JORGE DELGADO
RÓMULO LARES
DAVID SMOLANSKI

LUNES, 18 DE JUNIO DEL 2007 / SALA "E" / 6 pm
frente a la Biblioteca Central

Información
Tlfs / 6052536 / 6052563 / telefax 5500784 / 0416-6387320
abm333@gmail.com / http://historiactual.blogspot.com/
Leer mas!

viernes, junio 15, 2007

LOS ESTUDIANTES Y LOS TOTALITARISMOS


¿Hay aquí una libre, abierta y extendida comunicación social (CS) que alcance a todos y que haga gala de una completa libertad de expresión? Estas interrogantes las formulamos en la ponencia que presentamos en el III Encuentro Nacional de Escuelas de Comunicación Social, celebrado esta semana en la UCAB. Y partimos de una premisa: No hay una verdadera CS en la Venezuela Actual.

En realidad lo que existe es una comunicación parcial, comprometida con intereses-capitales: una empresa de expresión (EE) que reúne las mercancías de la información y la opinión, que está distante de los intereses del colectivo y que apunta fundamentalmente a su control por medio de la manipulación.

En este sentido, esa EE contribuye directamente al mantenimiento de los poderes establecidos. Se suma de este modo al poder totalitario que todo lo pone y dispone hoy en este ex-país. Porque lo que, en principio, le interesa a esa empresa es cumplir con el requisito de la ganancia-acumulación. Y para obtener este objetivo no se detiene en el acuerdo o complicidad con el régimen.

Pero éste no es fenómeno que nace hoy: ha estado presente desde el propio surgimiento de la CS en el país. Los medios de difusión fundamentales son aquellos que están ligados con el poder del momento, porque enfrentarlos significaría poner en riesgo los capitales requeridos para su funcionamiento.

Paralelamente, y en todos los tiempos, ha subsistido una CS minoritaria, sin mayor capacidad de difusión, que deja el testimonio de aquellas fuerzas, pequeñas o no, que se oponen al orden imperante.
El Estado, por su parte, genera una información que adecua los hechos a su conveniencia y que debe ser registrada en las EE. Esto lo vimos claramente a través de los 40 años de ‘democracia’. El Estado tiene el poder material y represivo para imponer sus fuentes, sus puntos de vista y su versión de la realidad.

Cuando existe algún margen de libertad, el comunicador social siempre tiene la oportunidad de ejercerla, para poner en entredicho la verdad oficial y a través de su trabajo de investigación evidenciar las mentiras del régimen. Esta ‘libertad’, por supuesto, alcanza hasta que el Estado lo permite.

En la mayoría de los casos las EE simplemente cuadran con el oficialismo para poder disfrutar de una muy buena salud. No se produce, por consiguiente, una separación-deslinde con la estructura totalitaria que ejerce el gobierno, a menos que el cuadro histórico promueva un nuevo cambio formal en el mando.

Y esto es lo que ocurre a partir de 1989, y específicamente cuando en su oportunidad contribuyen a liquidar a CAP y convertir al golpista del 04F-92 en un héroe-caudillo mediático. El GP es el personaje de mayores centímetros publicidad no solo en los últimos 15 años sino en la historia de este ex-país y de la propia historia actual de América Latina.

Y si bien es cierto, como lo hemos mantenido consistentemente, que en sus inicios el GP es un gobierno ‘made in USA’, las EE cumplieron a cabalidad su papel de reforzarlo y presentarlo como el caudillo-mesías de turno.

No tenemos espacio para evidenciar la relación EE-gobierno, desde el 04F-92 hasta el 06D-98 y luego hasta la aparición de las Leyes Habilitantes y los tristes episodios de abril 02, momento en el cual los medios se convierten en verdaderos protagonistas. Tampoco para analizar las tensiones entre Estado y EE, que producen acuerdos, negociaciones, autocensuras, silenciamiento, acomodos y represión.

Lo que es evidente es que para que los medios de comunicación dejen de ser EE, están obligados a ponerse al servicio del colectivo. Y esto significa una redefinición de objetivos.

Hablamos de una nueva forma de CS que sirva como arma para la formación y organización del colectivo, teniendo como base y fundamento la política de la creación, dirigida a fomentar una nueva realidad en la cual el colectivo sea un sujeto histórico con capacidad y fuerza para llegar a acuerdos y trazar límites a la manipulación, persecución, cercenamiento, censura y autocensura propios de los regímenes totalitarios.

No se trata por ello de acabar con las EE sino darles un cauce y contenido democrático-horizontal. Esto es clave, si se entiende que estas entidades son esenciales en la producción de la conciencia colectiva actual.

En el caso concreto de la situación que hoy vive Venezuela, se requiere de una EE que se ponga al lado de lo que, en principio, podemos calificar como rebeldía estudiantil, no como una entidad de control y manipulación sino como motor para impulsar el logro de los objetivos democráticos propuestos.

Si la EE no cambia de orientación contribuirá a convertir el fenómeno estudiantil en otra novedad para la compra-venta y a forjar nuevos dirigentes del pasado. Se trata, por el contrario, de promover una EE que entienda la democracia en términos horizontales, para hacer posible la incorporación del colectivo a la acción constructora.

Si no lo hace, el actual movimiento de protestas estudiantiles podría quedar francamente frustrado y absorbido, como mera entidad publicitaria que paga dividendos temporal-ocasionales.

Si no se produce este contenido sino el apego al monstruo gubernamental por la vía del pacto-acuerdo-complicidad estaremos simplemente ante un juego de iguales en contenido, aunque diferentes en capacidad de poder y alcance.

Estaríamos ante la refriega extendida como en el caso de gobierno vs RCTV, dos expresiones de un mismo componente que no llegaron a un acuerdo, razón por la cual el agente superior decreta la guerra a muerte del contrincante. Y materialmente lo logra, aún y cuando tenga que enfrentar las consecuencias.

Si estos estudiantes se quedan en el papel de nuevos agentes para las cámaras, sin otra consistencia que la denuncia y la improvisación, si no adquieren capacidad para ligar sus luchas a las del colectivo y se mantienen, en consecuencia, como parte separada de un todo social profundamente convulsionado, estaremos en presencia de un nuevo proyecto del y para el fracaso.

Para avanzar deberán adquirir conciencia de sus debilidades teóricas y de la falta de maquinaria para enfrentar un régimen autori-totalitarista. Tendrán que prepararse, en lo material, para el logro de reivindicaciones sociales y políticas, y en lo espiritual para el fomento de la paz y la convivencia.

Y ante este difícil e intrincado panorama: ¿se quedarán las protestas estudiantiles en el punto del inevitable agotamiento o adquirirán capacidad para ir más allá de lo previsto?

En caso de que el movimiento alcance la señalada preparación, tendrá que producir un deslinde con el totalitarismo oficial, con las formas del mismo que se puede apreciar en ‘unas oposiciones’, convertidas en las principales convalidadoras del régimen, y con el de aquellas EE dedicadas sólo a vender aquello que está en concordancia con su “línea editorial”.

Si esto no ocurre, dejará de ser el movimiento que mueve hoy tantas esperanzas, para convertirse en nuevo instrumento de convalidación y en factor para la profundización y radicalización de la destrucción que se acomete, sin que existan reales muros de contención para sus desmanes, desafueros y perversiones.

¿Podremos exigirle al capital que invierte en las EE que cambie de rumbo y comience a preocuparse por la construcción de este expaís? ¿O seguirá alimentando los monstruos del totalitarismo, ya sea ‘democrático’ o ‘revolucionario’, con el totalitarismo de una información negociada? Una nueva forma de comunicación social tiene la palabra! abm333@gmail.com

Leer mas!

LA COMUNICACIÓN SOCIAL COMO ARMA PARA LA FORMACIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL COLECTIVO EN LA VENEZUELA ACTUAL


Ponencia presentada por Agustín Blanco Muñoz
en el III Encuentro de Escuelas de Comunicación Social,
realizado en la UCAB, entre el 11 y el 13 de junio del 2007

"Si queremos cumplir la misión que la vida nos impone y la conciencia pide, debemos ser maestros de escuela en la acepción amplísima del vocablo: que en ellos radica la verdadera transformación; forjadores del alma infantil, en esa forja de hombres, sobre cuyo yunque, tan mal se ha martillado en Venezuela. Maestros de escuela; en la cátedra, en el periódico, en el campo, en las ciudades y los pueblos, dentro de los talleres y en medio de los salones. Generación pedagógica, para poder hacer la Venezuela libre y amplia cuna de humanidad civilizada".

PIO TAMAYO[i]
Introducción

No se trata en este caso de una disertación en tanto producto de una investigación sino de tocar el aspecto de la ciencia de la comunicación que más se debate y, paradójicamente, más se pone de lado en la práctica: el sentido y proyección de esta herramienta. En principio, y desde la perspectiva teórica, el aparato comunicacional sirve, alcanza y da cabida a toda la sociedad. Hay una real-concreta interacción de mensajes. El aparato comunicacional no se limita, por tanto, a unas instalaciones físico-tecnológicas. Sólo está completo cuando la entidad social se convierte en su principal sujeto. Entonces procederá hablar de una plena acción mediática.

Pero este postulado hasta el presente no pasa más allá de los anaqueles que resguardan las teorías que sirven para sustentar todas las decisiones y acciones de los intereses que están por detrás de la empresa de la comunicación. Porque estamos en un mundo-sociedad en el cual rige la comunicación-mercancía. Y eso significa que la comunidad o la comunicación como un servicio social son por lo general especie de cobertura de fines e intereses que persiguen en lo fundamental la multiplicación del capital con base a la industria de la comunicación.

Y colocados en esta perspectiva consideramos procedente preguntar por la comunicación en la sociedad venezolana actual. Consideramos que aquí existe una importante industria comunicacional que actúa de emisor a público-audiencia-colectivo. De motor propulsor a la entidad receptora-pasiva y multiplicadora del mensaje-control. La comunicación social, en términos del interés mayoritario, no tiene verdadera y plena realización en la Venezuela Actual.

Aquí existe un doble ejercicio de la entidad totalitario-manipuladora. La empresa mediática y el Estado que se vuelve empresario-usurpador del área cumplen adecuadamente con una misión: cercenar la libertad de expresión en sus vertientes de información y opinión. De aquí surge la empresa de expresión (EE). La comunicación atiende entonces a los parámetros impuestos por quien ejerce su administración. En este sentido, tiene cabida el mensaje que está en concordancia con los intereses correspondientes.

El colectivo entonces es un simple invitado que tendrá voz y voto en la medida en que exprese un pensamiento o tenga una acción que coincida con los intereses en juego. En caso de disidencia prevalece simplemente la palabra del capital. Y de lo que se trata es de abrirle cauces a ese colectivo silenciado, utilizado y manipulado, para que adquiera voz y acción como actor de la historia del hombre. Y si para algo debe servir la comunicación, y la social en particular, es para avanzar en ese logro.

I

LA INCOMUNICACIÓN
INSTRUMENTO DEL CAPITAL

En la pantalla de un televisor, en la del cinema, ‘unos quisihombres y quisimujeres, quisihaciendo todo y quisihablando de todo, quisimontan todo un quisimundo’ –una película- ante otros hombres u mujeres, reducidos a quisihombres y a quisimujeres: a espectadores de quisimundo’.

Por haber hombres que se tienen por reales y que creen ser reales aun después de haber inventado televisores e imprentas, y a pesar de haber inventado serse –durante ratos y más ratos, días y días, años y años, y ya casi siglos- quisihombres, y los seres quisiseres ¿no estaremos en peligro –hombres y cosas- de pasar de ‘estar siendo’ (a ratos) quisihombres y quisicosas a ‘ser’ para siempre ya quisihombres y quisicosas?
[i]

JUAN DAVID GARCÍA BACCA

Las palabras de García Bacca son un verdadero retrato de lo que somos, aunque no lo advirtamos y menos admitamos. Hemos sido convertidos, con nuestra anuencia y hasta colaboración, en quisihombres, que no es más que un ente que sólo atiende a quisicosas. En el proceso todo lo real se pierde, lo humano se disuelve, la esencia deja de ser para parecer. En ese marco de confusión, las ciencias sociales, lejos de revertir este fenómeno, atienden a él, lo asumen, lo diagnostican y lo hasta lo clasifican y categorizan.

Y al trabajar con entidades que ya no responden a lo que son, sino a las cosas en las que han sido convertidas, incluyendo el hombre, la comunicación sobre ellos pierde igualmente sus contenidos para hacerse vocero de las cosas que las han suplantado. De ese modo existe una comunicación social en concordancia con lo que creemos que son las cosas, sin saber a ciencia cierta si esas cosas responden a lo que quisiéramos que ellas fuesen, o a lo que en su esencia deberían ser.

Nos convertimos en quisi-seres, dando quisi-respuestas a un quisi-mundo, constituido por cosas, mercancías, objetos que conforman la riqueza de capitales, que engrosan partidas que le son ajenas. Por ello, la caracterización de nuestra empresa-medio es bien conocida por responder a los criterios, puntos de vista y objetivos de las sociedades que viven bajo el sistema capitalista. Una comunicación montada sobre la base de la permanencia-empresa y al servicio de una sociedad que tiene en el consumo uno de sus principales motivos de existencia, termina convirtiéndose en incomunicación.

De allí la aceptación y exaltación del aparato comunicacional que hace de la hegemonía el ‘instrumento de lucha’ fundamental para lograr y mantener una estructura comunicacional que reporte altos beneficios en el proceso de formación y multiplicación del capital. En este tipo de comunicación tenemos aquí muchos postgrados y premios.

En términos históricos se observa que mientras ha habido una buena y coherente relación entre EE y Estado, se mantiene la unidad de criterios e intereses. Y esto ocurre en los prolegómenos e inicios de la empresa en la fase intermedia y en la actualidad. El naciente partido liberal, con Antonio Leocadio Guzmán a la cabeza, tuvo en ‘El Venezolano’ una forma de incidir en la política que empezaba a tener rasgos opositores en lo ideológico y político.

Ahora el liberalismo toma el rango de la doctrina con miras a la organización que le permita impulsar una realidad diferente a la que se ha perfilado desde los inicios de la república. Hay un pensamiento-publicidad liberal que se difunde y tiene aceptación entre quienes comienzan a concebir y admitir la posibilidad de la implantación de algunos cambios en la sociedad que pudiera modificar el rostro colonial a lo que ahora se considera como república.

Es evidente entonces el carácter de sociedad invadida a la cual se le pretende dar una nueva orientación política, económica, social, religiosa y ético-moral. Comienza a moverse un proyecto que pregona la modernización y que apunta hacia la creación de condiciones para el desarrollo de nuevas estructuras en el campo de la producción y la sociedad. La idea del mercado liberal está unida al efecto-publicidad. Al lado de la venta del producto marcha la distribución con miras al consumo de los postulados del liberalismo.

Y se trata en este caso de una escuela que marchará unida a claros objetivos políticos, económicos y sociales que se activarán en la ‘Revolución de Abril’ que encabezará un nuevo Bolívar recubierto con las glorias del propio ‘autócrata civilizador’. Estamos en presencia de una nueva búsqueda: la hegemonía sobre bases políticas, ideológicas y doctrinario-programáticas.

A la larga el partido liberal se vuelve un simple instrumento del caudillo. Mientras, se produce el fenómeno de la división-dispersión del contingente liberal. El siglo XIX termina con un restaurador proyecto que sigue los lineamientos caudillistas que ve amarillecer el liberalismo. Para los nuevos encargados de esta empresa lo importante no es desarrollar postulados teóricos sino dar continuación a la práctica-escuela implantada por Guzmán Blanco y cuya premisa fundamental descansa en la política del cemento y en el alarde-ficción que se tiene como libertad, base y fundamento de la democracia.

De modo que en el período castro-gomero no se altera la relación entre la empresa mediática y el Estado. Y más bien hay que registrar el fenómeno de la multiplicación de expresiones opositoras que servían para darle a los gobiernos una imagen de amplitud y tolerancia democrática, cuando no se aplicaba el mecanismo de la censura debido a la inscripción de materiales supuestamente subidos de tonos que simplemente se calificaban de inadmisibles, contrarios al orden vigente y hasta de subversivos.


II

LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
TEORÍA Y PRÁCTICA DE UN DERECHO
NO OTORGADO

A nuestro pobre enterraremos hoy
a nuestro pobre pobre
tan mal anduvo siempre
que es la primera vez
que habita este habitante
porque no tuvo casa ni terreno
ni alfabeto ni sabanas
ni pasado
y así de un sitio a otro, en los caminos
se fue muriendo de no tener vida
se fue muriendo poco a poco
porque esto le duro desde nacer

PABLO NERUDA
[i]

A la hora del despertar nacional por la muerte del general Juan Vicente Gómez tiende a alterarse el fenómeno medios / Estado. La política y el periodismo de la clandestinidad toman la calle. Para el naciente régimen, hijo de la herencia dictatorial, que inicia el llamado ‘gomecismo sin Gómez’ o dictadura con constitución y congreso, es tarea significativa enfrentar el fenómeno constituido por una prensa que se siente libre y que se dispone a tomar los espacios aún no permitidos.

Para López Contreras esto constituye un inmenso desafío. Porque una sociedad no acostumbrada a la libertad de prensa puede ser arrastrada por esta obstinada y desbocada prédica. Se considera en este sentido, que la estabilidad y la gobernabilidad no serían alcanzadas mientras se le diera libre impulso a la agitación que estaba contenida en la prédica de la libertad de información y opinión.

Para el gobierno era elemental la necesidad de detener la avalancha de la libertad de expresión porque podía conducir a la ‘ruptura del hilo constitucional y político’ que tanto había costado mantener. Lo primero fue poner medidas de limitación y coacción. La advertencia y la recomendación. Pero como nada de esto surte efecto se pasa al ejercicio de la censura. La protesta de los medios surgió de inmediato y ante la resistencia gubernamental de levantar las limitaciones al ejercicio del periodismo, se hace un llamado a iniciar una huelga de prensa a partir del 14 de febrero de 1936.

Esta es una protesta que cuenta con una amplia y poderosa convocatoria: el sindicato de la prensa y sindicatos solidarios, la Federación de Estudiantes de Venezuela, la Asociación de Escritores, las autoridades universitarias encabezadas por el rector Rísquez, los partidos políticos y la sociedad en general. La sola presencia de la gente en la calle comportaba una situación que bordeaba el peligro. Y si esto se lleva ahora a la situación de una huelga que va más allá de la prensa, deberá ser entendida en el marco de la emergencia.

De allí que se preparara todo un plan para contener un movimiento que se presentaba con una gran fuerza y posibilidades de proyección. Desde muy de mañana la gente se hizo presente en la plaza Bolívar. Posteriormente son los discursos relámpagos de agitación. Los ánimos se caldeaban. Y no se sabía dónde podía terminar aquella protesta. Una multitud enardecida en todas partes del mundo es un peligro para el orden público. Pero en este caso el asunto se vuelve más delicado porque se junta buena parte del descontento general que hay contra el gobierno.

De modo que de este evento de protesta puede surgir la resultante menos esperada. El gobierno en un momento determinado parece haber entendido que no podía mantener aquella situación en forma indefinida porque se le podía ir de su control. Por ello, cuando los ánimos estaban a punto de desbordarse, de ‘alguna parte’ salió la orden de disparar contra el colectivo ahí reunido. Hay muertos y heridos en esta “masacre por la defensa de la libertad”. En una de las paredes de la gobernación uno de los caídos escribió con su sangre esa palabra: ¡libertad!

A propósito de la marcha de ese mismo día en protesta por la masacre de la mañana, el gobierno se la jugó. Ante la imponente manifestación el gobierno se veía disminuido. Y con suma habilidad actúa López Contreras al solicitar a los manifestantes una comisión para dialogar. Los delegados encabezados por el rector Rísquez y Jóvito Villalba, presidente de la FEV exigieron al presidente el castigo para los culpables de la masacre, sacar del gobierno las fichas gomecistas, libertad de reunión y manifestación, plena libertad de prensa. Todo fue admitido y concedido.

Como contrapartida el presidente solicitó a los dirigentes de la marcha que esta fuese disuelta. Villalba se acercó al balcón de Miraflores y le informó a los manifestantes que se había alcanzado el triunfo en todo lo que se solicitada y que el gobierno lo único que solicitaba era que se disolviera [el peligro] de la manifestación. Cuando el presidente de la FEV pidió a la multitud dirigirse al Panteón a darle las gracias al Padre de la Patria por la victoria alcanzada, el presidente López Contreras respiró aliviado.

Había quedado establecido que su gobierno estaba dispuesto a asesinar como lo hizo en la mañana de ese día en defensa de la naciente democracia y luego convocar al diálogo urgente y necesario. Materialmente sepultada quedaba la huelga de prensa pero se inicia de inmediato el juego a la libertad de prensa. El gobierno en cada caso estaría obligado a procurarse el apoyo irrestricto de la prensa y la radio.

Una vez más el hombre, sin casa, ni terreno, alfabeto, sábanas ni pasado, con su sola rebeldía a cuestas, siempre en primera fila de un pleito que no le pertenece, sigue muriendo de no tener vida, de a poco, porque esa carencia le dura desde su propio nacimiento. Las libertades de otorgan y se confiscan, se liberan o se resguardan, según el momento, la conveniencia, el discurso, el peligro. En la realidad, sólo alcanza a quienes pueden promoverla, utilizarla, apropiársela.

III

LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA
Y LA REPRESENTACIÓN COMUNICACIONAL

Es ridículo acusar a la goma de mascar de disminuir la propensión a la metafísica, pero probablemente podría demostrarse que las ganancias de sus fabricantes y sus palacios de Chicago tienen sus raíces en la función social de reconciliar a la gente con las malas situaciones, y alejarlas así de la crítca. No es que la goma de mascar socave la metafísica, sino que es metafísica: esto es lo que deben quedar bien claro.

THEODORE ADORNO
[i]

La huelga de prensa de enero de 1958 es una de las armas con las que se ataca a la dictadura. Son muchos los frentes de lucha. Y una vez que se produce la huída del dictador los medios de comunicación comienzan a ocupar puesto cimero en la naciente democracia. Son puntales en la prédica democrática y en la lucha por la consolidación de las instituciones que apenas despuntan.

Mientras predominó la política de la unidad y el festejo democrático se mantuvo una buena relación entre los las EE y el Estado. Pero al producirse la situación conocida como lucha armada o insurrección contra la ‘dictadura constitucional’ de Rómulo Betancourt, según el discurso de las izquierdas, o insurrección castro-comunista según los sectores gubernamentales, habrá diferentes alteraciones entre gobierno y medios que en un inicio no eran totalmente afectos a la democracia y llegaban hasta a manifestar simpatías por el avance de la revolución cubana.

Fueron frecuentes los alti-bajos. El ejecutivo en muchas oportunidades apeló al expediente de quitarle la publicidad a los medios para obligarlos a negociar. Esta es una práctica que luego se extiende. Y llegará a hacerse frecuente las ‘negociaciones en nombre o a favor de la democracia’. Los medios de comunicación juegan ahora un papel destacado en el propio desarrollo de la política.

Un partido negocia con un medio la compra de apoyo y como retribución obtendrá una gran pauta publicitaria. Esta negociación hace acto de presencia a lo largo del llamado período democrático alias cuarta república. Entonces la independencia de los medios se mantiene en los límites de los pactos-acuerdos de compra-venta.

En general puede decirse que las dos instancias se conjugan para lograr un resultado: el control del colectivo. Por una parte están los partidos políticos dueños de la democracia y en buena parte del Estado. Por la otra están los medios de comunicación siempre dispuestos a hacer sacrificios por la democracia. Estos medios son los encargados de vender el mensaje -a través de la manipulación- de unos partidos políticos que se identifican cada vez más con el desgaste y el vacío.

De allí que a la larga de ‘la cuarta’ vimos a los diferentes medios cuadrados con diferentes intereses partidistas. Y esto ha regido su pauta informativa o de opinión. Todo está adecuado a una línea y lo que no cuadre con la misma simplemente sobra. A esto se ha llamado por lo general libertad de expresión.

El Estado, por su parte, genera una información que adecua los hechos a su conveniencia y que debe ser registrada en las EE. Esto lo vimos claramente a través de los 40 años de ‘democracia’. El Estado tiene el poder material y represivo para imponer sus fuentes, sus puntos de vista y su versión de la realidad.

Cuando existe algún margen de libertad, el comunicador social siempre tiene la oportunidad de ejercerla, para poner en entredicho la verdad oficial y a través de su trabajo de investigación evidenciar las mentiras del régimen. Esta ‘libertad’, por supuesto, alcanza hasta que el Estado lo permite.

En la mayoría de los casos las EE simplemente cuadran con el oficialismo para poder disfrutar de una muy buena salud. No se produce, por consiguiente, una separación-deslinde con la estructura totalitaria que ejerce el gobierno, a menos que el cuadro histórico promueva un nuevo cambio formal en el mando.

Y esto es lo que ocurre a partir de 1989, y específicamente cuando en su oportunidad contribuyen a liquidar a CAP y convertir al golpista del 04F-92 en un héroe-caudillo mediático. El GP es el personaje de mayores centímetros publicidad no solo en los últimos 15 años sino en la historia de este ex-país y de la propia historia actual de América Latina.

Y si bien es cierto, como lo hemos mantenido consistentemente, que en sus inicios el GP es un gobierno ‘made in USA’, las EE cumplieron a cabalidad su papel de reforzarlo y presentarlo como el caudillo-mesías de turno.

No tenemos espacio para evidenciar la relación EE-gobierno, desde el 04F-92 hasta el 06D-98 y luego hasta la aparición de las Leyes Habilitantes y los tristes episodios de abril 02, momento en el cual los medios se convierten en verdaderos protagonistas. Tampoco para analizar las tensiones entre Estado y EE, que producen acuerdos, negociaciones, autocensuras, silenciamiento, acomodos y represión.

Lo que es evidente es que para que los medios de comunicación dejen de ser EE, están obligados a ponerse al servicio del colectivo. Y esto significa una redefinición de objetivos.

Y como a la goma de mascar, en el decir de Adorno, no se puede acusar a la libertad de expresión de ser la responsable, pero sí de promover que quienes disponen de ella, quienes la fabrican y financian, quienes la construyen, la dirijan a crear nuevas trampas-mentiras, nuevos espejos de realidades, nuevas ilusiones, sin siquiera advertir a quién iban dirigidos esos beneficios ni para quienes sería útil el mantenimiento teórico de una libertad, no ejercida ni desarrollada.

IV

EL TOTALITARISMO COMUNICACIONAL
DE LAS DEMOCRACIASY LAS REVOLUCIONES

El largo diálogo de los hombres se ha interrumpido. Y, claro está, un hombre a quien es imposible persuadir, es un hombre que espanta.

ALBERT CAMUS
[i]

El estallido social y político del 27F-89 marca la existencia de un profundo agotamiento-vacío del modelo implantado en 1958. Este acontecimiento deja en claro que aquí no hay instituciones, partidos, dirigentes, doctrinas que se mantengan en pie. Todo ha caído. Y en lo sucesivo nadie se ocupará ni querrá saber de los organismos políticos que hasta entonces prevalecieron.

Con la ‘masacre Venezuela’ la llamada democracia representativa queda moribunda. El gobierno de CAP a pesar de los esfuerzos realizados no logra remontar la cuesta de la profunda crisis a la cual ha sido aventado. Y en medio de esta situación se produce el intento de golpe de Estado del 04F-92. Un grupo de conspiradores tratan de tapar el vacío existente.

El fracaso militar es estrepitoso. Pero se siente desde ese momento un ambiente de renovación política. Se trata de un movimiento en el cual podrían estar implicados componentes nacionales e internacionales. Desde un ex -presidente y su partido hasta poderes extranjeros interesados en desplazar a un presidente que ya no garantizaba la estabilidad y la gobernabilidad.

Luego de este ‘fracaso’ se produce el del 27N-92 que sirve para volver más confuso el cuadro histórico. En ambos casos los medios de comunicación hicieron las respectivas condenatorias. Pero nadie se lanzaba abiertamente en defensa de CAP. Su propio partido se niega a defenderlo. Y a la hora de decidir su destino en el congreso en sesión conjunta del 20 de mayo del 93, vota con la oposición para que, en forma unánime, fuera defenestrado el presidente adeco.

AD acaba con el gobierno del compañero CAP porque liquidando a este corrupto la población podría percibir la voluntad de enmienda que existía en ese partido. Rafael Caldera, quien otorgó el sobreseimiento a los golpistas del 92, demostró su filiación o acercamiento a aquellos planes. Hasta ahora no ha desmentido que le hubiera ofrecido la sucesión presidencial al golpista Hugo Chávez, tal y como lo declarara al autor en Habla el comandante. (Caracas, CPT-UCV, 1998, p. 82.)

Y en medio de esta enorme descomposición, cuando todas las figuras y valores de la vieja política están por el suelo, se levanta un emergente en quien nadie cree en un comienzo. Pero al correr la campaña electoral del 98 y quedar en evidencia que no hay nadie de la vieja política que tenga aceptación, se entiende que Venezuela caerá bajo la dirección de un golpista que ahora alcanzará el rango de presidente.

Los tres primeros años de la ‘revolución’ muestran unas relaciones con una mediana armonía entre medios y gobierno. Pero después de la promulgación de las leyes habilitantes en octubre del 01 la situación cambia. Los medios se cuadran con el capital (Fedecámaras) y con el trabajo (CTV), con la meritocracia (Pdvsa) y con una parte importante de las fuerzas armadas para exigir rectificación. Y cuando ésta no se produce se juega al derrocamiento del régimen el 11 de Abril y con el paro petrolero de fines del 02 y comienzos del 03.

Son triunfos que se apunta el régimen y que le permitirán, incluso con ayuda OEA-PNUD-Centro-Carter-Smartmatic-CNE y encuestadoras norteamericanas, preparar todo lo relativo al Referendo Revocatorio del 15Ag.-04. Hasta este momento hubo encuentros y desencuentros con los medios. Después de esta convalidación y las que corresponden el 04D-05 y 03D-06 comienza a observarse una gran vía de regreso.

Las EE en su mayoría buscan el acomodo. Cambian la línea editorial y sacan de sus pautas actores incómodos o mensajes “perjudiciales” a cambio de una compra-venta de publicidad. Hay medios que en ningún otro momento de su historia habían vendido tanto. Y por ellos gritan con orgullo vivas a la “revolución”.

Y no se trata de que hagamos una simple condena a la empresa mediática. Lo que interesa es ubicarla adecuadamente. Por lo general hay la creencia de que las EE son modelos de democracia y libertad en enfrentamiento a un régimen que se mueve entre el autoritarismo-militarismo y el totalitarismo con cobertura-disfraz democrático, constitucional y electoral.

Esta contraposición no se aviene a la verdad. Los rasgos totalitarios no son potestativos de las ‘empresas gubernamentales’. Están también en instituciones de carácter privado. Los medios de comunicación, en tanto poder mediático, con abierta incidencia en la formación de la conciencia colectiva mass media, asumen posturas y comportamiento de contenido totalitario. Inscriben o suplantan actores de acuerdo a su voluntad o a su conveniencia. Aplastan a quien sea. No tienen que ver, en muchas oportunidades, con libertad de expresión. Nuestra historia mediática está llena de estos casos.

Afirma Camus que el largo diálogo de los hombres se ha interrumpido. Quizás ni siquiera haya comenzado, porque las palabras siempre se han acomodado a los dueños del lenguaje. Y la humanidad no es una propiedad sino una condición que aún no hemos aprendido a desarrollar. Y cuando la palabra ha roto esos esquemas para tratar de inventar el verdadero hablar de los hombres, ha tenido que ocultarse, disfrazarse, pasar como una desconocida, en su camino hacia el corazón de la historia.

La verdadera función de la comunicación social no podría ser otra que restituir, reinventar o crear ese diálogo, a ver si logramos detener alguna vez, a ese hombre que espanta.


V

HACIA UNA NUEVA COMUNICACIÓN
DE Y PARA EL COLECTIVO

El hombre, socialmente considerado, no pasa de ser todavía una especie de sinantropus pequinensis. El mundo sólo ha conocido hasta la fecha formas de dominio de clase y la civilización no fue otra cosa que la expresión articulada de los intereses de las clases dominantes. Así que ha habido civilizaciones esclavista, feudal, burguesa. Una civilización humana, no.

JULIÁN FERNÁNDEZ
[i]

Pero hoy se trata de ir más allá. Es hora de preguntar si es posible avanzar en el proceso de conformar una comunicación que sirva de base para la formación y organización del colectivo. Una comunicación que deje a un lado o que combine el interés del capital-EE con el que corresponde a la comunidad. Esto implica una exigencia: que estos medios dejen de lado su inclinación totalitaria.

Y no se alude simplemente a la llamada ‘comunicación alternativa’ que por lo general es otra manera de encubrir intereses particulares. Pensamos en un aparato de comunicación en el cual el propio dueño-capital-EE entienda que hay una “propiedad colectiva” que está por encima de la empresarial. Si el capital es capaz de apuntar hacia la democratización e invierte en la elaboración de puentes social-comunicacionales que le acerque a los intereses del colectivo, estaremos en presencia de un cuadro distinto al que hoy prevalece.

Los medios de comunicación entonces no serán sólo y simples entidades aliadas al desarrollo de un capital, sino que tomarán el camino de la relación-identificación con el colectivo, en función de forjar medios y estructuras dé y para la “democracia clasista”.

No estaremos de este modo, frente a los medios-manipulación y utilización, sino ante entidades que se juntan a ese colectivo para contribuir al desarrollo de una organización social en la cual sea posible la convivencia.

No se pierde de vista en este caso que hay una comunicación que toma las sendas del Estado-capital que persigue una ganancia político-ideológica que se traduzca en mando-poder. La búsqueda en este caso es muy clara. Se procura levantar una hegemonía comunicacional que permita competir con el aparato de la clase-capital-EE. Esta es la lucha que está planteada hoy en este ex-país.

Estamos, en consecuencia, ante dos aparatos de comunicación que utilizan, pero que no incorporan al colectivo en términos de propietarios, sobre los cuales debe recaer la toma de decisiones sobre la orientación de ese instrumento.

¿Es posible romper con este cerco de doble entrada y salida y construir un verdadero aparato comunicacional de orientación y contenidos democráticos?

Esta posición es fundamental en un momento en el cual los medios se han convertido en la propia conciencia de una sociedad, lo cual les permite y obliga a asumir un papel de dirigentes-guía u orientación de la colectividad. Y en esta dirección se tiene la certeza de que, quien tenga la hegemonía sobre los medios, ejerce el mando-poder.

Hoy y aquí no se está planteando ‘revolucionar’ las comunicaciones sino ponerlas en dirección a un objetivo muy concreto: contribuir a formar una conciencia democrática opuesta a toda expresión totalitaria. Y para ello se impone organizar al colectivo para forjar los instrumentos capaces de establecerle límites al capital-EE, en función de la formación de una comunicación regida por la idea de la acción justa, solidaria y equitativa.

Sólo así el colectivo, no manipulado ni utilizado por los dos polos de intereses, podrá dejar de ser un simple sujeto al servicio de los medios-capital o de los medios-Estado-capital, sino un agente que mira hacia el futuro con miras a participar en todo aquello que signifique la creación de fórmulas-instrumentos para enfrentar a los monstruos que hoy avanzan en pos de la destrucción de Venezuela, para convertirla cada vez más en un ex-país.

En síntesis, será de esta manera como se podrá pensar en la posibilidad de establecer las bases-fundamentos de una comunicación como arma para las luchas del colectivo. Una comunicación que no implica el sacrificio de la empresa-capital mediática sino su adecuación-adaptación a una orientación democrática que en este caso significa simplemente amplitud, ausencia de imposiciones, sectarismo y apego-respeto a la legalidad.

Si nuestros medios no dan el salto hacia la democracia y permanecen en abierta competencia con el totalitarismo-rey esta sociedad se aproximará cada vez con mayor fuerza al mayor de los hundimientos-descomposición. Y conste que se abre las posibilidades a la acción EE /colectivo o podrá llegar la hora de que sea ese mismo colectivo en que entienda que esos medios de comunicación, conocidos hoy como medios de manipulación, forman parte del grueso de contrarios del cual tendrá que liberarse para alcanzar alguna posibilidad de mejoras a esta carcomida sociedad de este tan golpeado ex-país.

¿Podremos realmente plantearnos la tarea de trascender nuestra condición de sinantropus pequinensis para alcanzar el grado de humanidad que corresponde a este grado de desarrollo de la vida? Si alguna entidad debería cumplir con esta finalidad es la de los medios de comunicación. Estaríamos hablando de comunicar para crecer, para construir, para avanzar en las tareas de humanidad que aún no hemos acometido. Comunicar para detener lo que ha sido la dirección de la historia hasta el día de hoy: aniquilar, segregar, masacrar, enfrentar, disputar, apropiar.

En algún momento esas clases dominantes dejarán de existir porque no se erguirán sobre clases dominadas. Será una interacción humana entre sociedades diversas, peculiares, cada una en pleno desarrollo de su potencialidad creadora, de su imaginación, de su poder de trascendencia. Y esto va mucho más allá de cualquier disquisición sobre libertades limitadas y derechos teóricos que sólo alcanzan a ejercer algunas minorías, sin que esa acción se revierta como beneficio y creación sobre el resto de la humanidad.

VI

LAS TRABAS-DIFICULTADES DEL PRESENTE
Y LAS ARMAS PARA LA CONSTRUCCIÓN
DEL PORVENIR

¿Es preferible ‘pensar’ sin tener conciencia crítica de ello, de modo disgregado y ocasional, es decir, ‘participar’ en una concepción del mundo ‘impuesta’ mecánicamente por el ambiente externo, o sea, por uno de tantos grupos sociales en que cada uno de nosotros se encuentra inserto automáticamente desde su entrada en el mundo consciente (…) o bien elaborar la propia concepción del mundo, consciente y críticamente y, en conexión con esta actividad mental, elegir la propia esfera de la actividad, participar activamente en la producción de la historia del mundo, ser guía de uno mismo y no aceptar pasiva y servilmente que nuestra personalidad sea moldeada desde fuera? [i]

ANTONIO GRAMSCI

En un evento de esta naturaleza, encuentro nacional de escuelas de comunicación social, este tema es sin duda de primera importancia. Porque significa un verdadero cambio en la percepción, teoría y práctica de la comunicación. Al cambiar la perspectiva, el punto de vista para acercarnos al análisis de una realidad o un problema, todo lo conocido y estructurado encuentra un sentido diferente. Se trata hoy de abordar una tarea titánica, difícil pero no imposible de realizar, precisamente porque toca los dos polos del problema.

No se trata de continuar la comunicación, entendida como instrumento del capital-EE y de las clases que lo representan. Tampoco de las propuestas auto denominadas revolucionarias y de los contenidos que imponen. El gran reto de este siglo, con Albert Camus, es encontrar un lenguaje que comunique, no que escinda, divida, o coarte.

Y esa comunicación debe tener un contenido y una dirección: servir de guía, de canal de información, de herramienta, de vehículo, de los intereses del colectivo, entendido éste, con Juan Ramón Jiménez, como “una difícil comunidad de hombres completos individuales”.

Y esto comporta el diseño, proyecto, visión de una nueva sociedad, una nueva realidad capaz de romper con la trampa de la representatividad y con la mentira de una participación que sólo responde a las decisiones de un hegemón. Una comunicación que sirva, defienda, potencie y desarrolle el punto de vista del colectivo, entendido como una comunidad y no como segmento.

La propia historia de los derechos humanos e individuales que derivan de la llamada revolución francesa, conforma una gigantesca e intrincada red de trampas comunicaciones, legales, jurídicas y humanas que han servido materialmente para justificar cualquier atropello o negación de esos mismos derechos. En ninguna parte del planeta, hasta el día de hoy, el colectivo del ser humano, ha sido el verdadero actor del hacer histórico.

La historia ha sido hecha por minorías, en su nombre y con su excusa. Y la comunicación hasta ahora no ha servido para develar la base de esa gigantesca trampa. Toda propuesta comunicacional tiene que partir, por consiguiente, de una concepción radicalmente distinta, que entienda que los mecanismos comunicacionales que el hombre pueda crear deben utilizar el lenguaje de una humanidad con capacidad para reparar sus escisiones, y encontrar en sus propias individualidades, las vías para sustentar una vida aceptable.

La historia actual de este expaís es un buen ejemplo de lo que planteamos. Aquí la llamada libertad de expresión, vista y tenida como EE, ha servido para liquidar, en buena medida, una libertad inexistente o ficción de libertad. Y ha sido utilizada, no para llegar a la esencia y significado de la historia que vivimos, sino para tergiversarla, a sabiendas que de que se construye en un mecanismo eficaz y eficiente en la domesticación del colectivo.

Lo mismo hace el régimen que utiliza sus propios mecanismos en función de adoctrinar y domesticar un colectivo que le sirve de sostén y aval. Ambos polos constituyen lo que no se debe hacer.

Queda por consiguiente a los jóvenes aquí reunidos, los que forman parte de la materia prima de la comunicación que habrá de ser, correr el riesgo, tocar la aventura de avanzar hacia nuevas formas de comunicación, que tendrá que enfrentar poderosos enemigos, pero que de fortalecerse se constituirá en la voz de una humanidad que aún no tiene habla y ni siquiera realidad.

Hablamos de una nueva forma de CS que sirva como arma para la formación y organización del colectivo, teniendo como base y fundamento la política de la creación, dirigida a fomentar una nueva realidad en la cual el colectivo sea un sujeto histórico con capacidad y fuerza para llegar a acuerdos y trazar límites a la manipulación, persecución, cercenamiento, censura y autocensura propios de los regímenes totalitarios. Darles un cauce y contenido democrático-horizontal, en función de contribuir a la conformación de una conciencia colectiva, indispensable para enfrentar toda forma de totalitarismo.

Generar un pensamiento propio, un lenguaje que no espante, ‘participar activamente en la producción de la historia del mundo, ser guía de uno mismo y no aceptar pasiva y servilmente que nuestra personalidad sea moldeada desde fuera,” como propone Gramsci. Ese es, en conclusión, el aporte que deseamos hacer.

En esta dirección venimos trabajando desde hace cuatro décadas desde el Centro de Estudios de Historia Actual y la Cátedra Pío Tamayo. El empeño es lograr hacer del conocimiento una práctica, un arma-herramienta para que la sociedad avance en el logro de mejores formas de vida. Y esto sólo se logrará a plenitud con la incorporación organizada de un colectivo consciente a las tareas que impone la construcción de un futuro a la medida de un hombre cargado, como quiere Pío Tamayo, de belleza, igualdad, justicia, amor y libertad.

¡O se asume este tipo de arma o se declara el apego a la miseria, que ha sido tan competente para llevarnos cada vez con mayor decisión a la peor degradación como sociedad-país y como hombres con una preterida aspiración de humanidad!

[1] Ponencia presentada en el Tercer Encuentro de Escuelas de Comunicación Social, a realizarse en la Universidad Católica Andrés Bello, entre el 11 y 13 de junio del 2007.
[1] “Carta a Magdalena Tamayo”, Castillo de Puerto Cabello, 21 de septiembre de 193, Diario del Floricultor Pío Tamayo. Caracas, CPT-CEHA-UCV, tomo I, 1985.
[1] Juan David García Bacca, “Prólogos”, Obras completas de Platón. Caracas, Presidencia de la República-UCV, 1980, t.I, p. 37.
[1] Plenos poderes. Buenos Aires, Losada, 1962, p.- 34.
[1] Prismas. Londres, 1967, pp. 109-100.
[1] La sangre de la libertad. Buenos Aires, Americalee, 1958, pp. 85-86.
[1] “El pleito de la cultura” en: Christopher Cobb, La cultura y el pueblo. Barcelona, Editorial AIA, 1981, p. 175.[1] Antonio Gramsci, Il materalismo stórico e la filosofia de Benedetto Cfrioce , Enaudi V Edición, p. 34


Leer mas!

sábado, junio 09, 2007

LA BANDERA DE UN EXPAÍS


¿Cómo es posible Don Antero que en la propia puerta de su histórica bodega tenga puesta la bandera cabeza para abajo? Mire profesor, yo no creo que se le haya olvidado su prédica de que este es un expaís. Y el símbolo está como lo que queda de Venezuela.. patas pal’cielo.

Y a mí que no me vengan con la guarandinga de que es irrespeto poner la bandera rojo arriba. Eso es lo que quieren los ‘rojos rojitos y fracasados comunistas’. El llamado socialismo soviético o chino, en vez de ir al comunismo cogió pal capitalismo.

Pero Don Antero, aquí hay un socialismo bolivariano del siglo XXI. No, profesor, es el mismo gomecismo con su positivismo, mezclado con marxismo stalinista y barriles a 60 $.

Y vea usted que, como en 1928, los estudiantes fueron la mecha para que el país se abriera a la lucha por la libertad.

Sí, Don Antero, el 06 de febrero en el Municipal Pío Tamayo le pide a Beatriz I, la novia de los estudiantes, que le ordene a sus súbditos que salgan a luchar por la libertad perdida, muy parecida a ella, por su frescura y belleza. Pío, según sus palabras, muere ‘asesinado por los verdugos que también asesinan a Venezuela’. Y lo importante es preguntar si ese asesinato terminó.

Usted bien sabe que no, profesor. Y hoy pensaba en eso cuando escuché a este señor repitiendo su perorata de que los estudiantes no luchan por la libertad sino que son manipulados por unos oligarcas y golpistas, al servicio del imperio para desestabilizar y derrocar la ‘revolución’. Y amenazando que a la ‘mecha suave’ de las protestas que quieren esconder un gigantesco explosivo, él va a responder con más ‘revolución’ para así destruir lo que queda de democracia y país.

Así es, Don Antero. El jefe único pretende desconocer la permanente condición de los estudiantes como motores del futuro, tanto en el ejército bolivariano, como en las luchas anti Gómez o Pérez Jiménez, en la lucha armada de los 60, la renovación universitaria o en las tareas que plantea hoy una realidad invertida y destrozada.

Mire profesor, lo importante es advertir que estos muchachos lograron resquebrajar el proyecto del caudillo ‘único e indefinido’. Y por eso, Sancho, esta ‘revolución’ ya no podrá rescatar ni la cabeza ni el poder cada vez más perdido, sino a punta de muerte y represión! abm333@gmail.com
Leer mas!

viernes, junio 08, 2007

XVIII SESION SEMINARIO


Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
Instituto de Investigaciones / FACES
Universidad Central de Venezuela

SEMINARIO 2007 / XVIII SESIÓN

JORNADAS SOBRE LA
LIBERTAD DE EXPRESIÓN

DESPUÉS DE RCTV
¿DÓNDE LLEGARÁ LA REBELDÍA?

ENCUENTRO CON LOS
ESTUDIANTES


LUNES, 11 DE JUNIO DEL 2007 / SALA "E" / 6 pm
frente a la Biblioteca Central

Información
Tlfs / 6052536 / 6052563 / telefax 5500784 / 0416-6387320
abm333@gmail.com
Leer mas!

¿Y DÓNDE LLEGARÁ LA NUEVA REBELDÍA?


La convulsión-perversión del tiempo actual reclama una reorganización de la sociedad y de su propio funcionamiento. La verticalidad, que reproduce la capacidad de decisión de los poderes, ha quedado carcomida. Y nadie que piense en futuro puede levantar esa bandera en señal de progreso.

Por mucho tiempo hemos sostenido que la organización de esta sociedad no puede repetir los gastados y obsoletos esquemas. Hoy se impone colectivizar la acción ciudadana y la propia dirección de la sociedad. De allí que se excluya lo relativo al liderazgo como entidad suprema que todo lo pone, dispone, dirige, administra y aprovecha.

Lo que se plantea ahora es la formación de un liderazgo horizontal, que compromete al colectivo como actor fundamental del acontecer y que no sobrestima a unos y subestima a otros.

Atrás queda el llamado concepto de vanguardia que sirvió para señalar a unos como los grandes guías detrás de los cuales iba la masa, fácil de moldear y llevar a posiciones preestablecidas por los ‘agentes históricos’.

Este esquema y los conceptos que lo sustentan han demostrado su fracaso como instrumento colectivo. El desenlace de las profundas crisis de los ‘socialismos reales’ soviético o chino no se realiza por la decisión de la vanguardia, sino por la manifestación de un colectivo cada vez más hundido en las peores crisis.

Y un fenómeno análogo ocurre aquí. La gran crisis política está ligada al agotamiento del modelo vigente a partir del ‘levantamiento social’ de 1989. No hay incidencia de vanguardia ni de ningún programa partidista.

Y en medio de la conmoción-decadencia, la política derrotada, lejos de producir un nuevo producto que significara algún nivel de rectificación, lanza a la escena su propia continuación por otras vías.

Por ello hay que entender la llamada ‘revolución’ como la verdadera ‘resaca de todo lo sufrido’ y como la mayor expresión de la decadencia y postración de un país. En esta situación llevamos nueve años.

Un tiempo en el cual continúa la misma burla al colectivo pero con un cambio de forma. Ahora no se apela a la democracia representativa sino a una tal participación revolucionaria.

Antes estábamos en presencia de una democracia ineficiente para el colectivo, incapaz de ir más allá del discurso que le dio vigor y consistencia teórica. Hoy nos atenaza un remedo de revolución, en busca del mismo ejercicio de poder y usufructo de la riqueza.



Y en ese marco, es alarmante que a lo largo del período, las llamadas oposiciones hayan mantenido y mantengan una actuación que no logra apartarlas del monstruo que crearon.

Todavía en esta fecha algunos de esos politiqueros le piden a quien ejerce el autoritarismo, un comportamiento democrático, lo que constituye sin duda, una abierta comprobación de debilidad política e ideológica cuando no cobardía, coaptación y complicidad.

En muchas oportunidades lo hemos sostenido: la salida a esta profunda crisis pasa por enfrentar los dos polos de la destrucción que recae hoy sobre este ex país. Sólo un movimiento, consciente y organizado, que se aparte de estos esquemas y objetivos podrá tocar el propio centro de la crisis planteada.

Desde el momento en que propusimos nuestra tesis, fuimos objeto de manifestaciones de incredulidad. Se nos dijo utópicos o pesimistas por pensar en una historia con un actor-agente colectivo, con una organización y dirección horizontal, sin caudillos ni vanguardia, alejada del esquema positivista o marxista-stalinista-socialismo real. Y apartada del supuesto enfrentamiento entre capitalismo y socialismo en un mundo copado por las relaciones del capitalismo-globalexplotación.

Impulsamos una nueva historia llena de aventuras, imaginación y creación, capaz de firmarle la partida de defunción al pasado remoto en que se convirtió nuestra política.

La pregunta más frecuente que se nos hace tiene que ver con el cuándo y el cómo se produciría esa nueva política en contenido y proyección y su consecuente organización y respectivo liderazgo horizontal.

Y hemos respondido que la nueva política tiene que partir de la innovación organizativa. Proceder a inventar otros organismos, otras formas de relacionarse y actuar. Otras maneras de entender y aplicar el deber-compromiso del ciudadano.

Y a esto está obligada fundamentalmente la juventud, por no estar contagiada con la vieja y gastada política. Porque no se trata de tomar, mantener y exhibir una actitud-comportamiento antipolítico, sino enfrentar la politiquería que impide toda creación.

Es importante en este sentido mantener las banderas de la no violencia, el no golpismo-conspiración. Pero a su vez hay que esforzarse tanto en explicar las razones que se tienen para enfrentar lo que ha estado en la base de la historia republicana de este ex país a lo largo de 200 años y establecer cómo lograr y mantener esa historia libre de violencia.

Y esto es fundamental. Porque a esta prédica-acción le toca hacerle frente a un componente político, hijo de la violencia, que entiende que la revolución no puede ser sino violenta. Por ello se aplica fuerza, coacción desde el 04F-92.

A partir de este momento el golpismo-violencia ha ocupado todo el espectro político. La tarea no es nada sencilla. Sobre todo si se tiene conciencia de que estamos ante unos fanáticos comprometidos internacionalmente a mantener a flote el proyecto Venecuba, para la creación y expansión de un tal socialismo del siglo XXI.

La tarea para los nuevos actores es muy difícil. Importante la apertura hacia todo aquel interesado en aportar. Construir una nueva escuela política comporta un esfuerzo de mucho compromiso y profundidad.

Y entraña a la vez muchos peligros, entre otros, caer en las trampas puestas y dispuestas por quienes se sienten desplazados: el personalismo, autoritarismo, burocratismo. Las prácticas del dirigentismo vertical que ahoga el ideal de horizontalidad.

La propia maquinaria comunicacional le hace el juego a los armadores de una experiencia creadora que empieza a despuntar. Hoy los estudiantes, sin vínculos con partidos políticos, de manera espontánea han salido a protestar. A cumplir con lo que consideran un deber.

El régimen a su vez muestra angustia. No entiende que haya quien se pueda levantar sin su consentimiento. De allí su desesperación y su acción destinada a descalificar al movimiento y acusarlo de instrumento de la oposición, la oligarquía y el imperialismo.

Porque, en medio de su ignorancia, el oficialismo siente que está frente al germen de una organización que debe reprimir o penetrar, con miras a detener su crecimiento y evitar que se desarrolle su esencia y capacidad de fuerza constructora de porvenir.

En este sentido, se esgrimen las mejores armas para neutralizar, reducir y limitar una acción-sentimiento que amenaza con reproducirse horizontalmente, crecer en conciencia y organización, para el ejercicio de una historia colectiva, de forjadores de porvenir que, como dice Pío Tamayo, en vez de aplicarse a usufructuar lo que es, obra en dirección de lo que va siendo, para dejar a la generación que vendrá más de lo que recibió de la precedente.

¿Podrá esta incipiente acción convertirse en un movimiento portador de una historia diferente? ¿Entenderá el colectivo, en este momento, su misión histórica o se volverá a aislar, frustrar o negociar la rebeldía, espontaneidad y esperanza de los jóvenes? abm333@gmail.com



Leer mas!

ARTISTAS Y ESTUDIANTES: ¿CONSTRUCTORES DE PORVENIR?


Aquí nadie sabía lo que ocurriría a partir del 28M-07, cuando se consumara el cierre de RCTV. En términos de escenarios, el atropello podía conducir a una respuesta emocional que desembocara en una gran tragedia, o a un comportamiento sensato que serviría para crear salidas capaces de mirar hacia el futuro. Así lo expusimos en varias oportunidades.

Los dos actores que comienzan a ocupar algún espacio político formaban parte de lo desconocido. Para los estudiantes era materialmente imposible saber cuál sería su reacción como grupo o movimiento. Tal vez los artistas ligados a la planta cerrada podían tener idea del camino que tomarían los acontecimientos.

Y esto obliga a reconstruir los pasos del fenómeno que presenta en el cuadro histórico actual a estos dos actores con una expresión en común: la anti-política, aunque ejercida de manera diferente. A ese objetivo están dirigidos los puntos que siguen.

DESPUES DEL CIERRE DE RCTV NO HAY REGRESO

1.- En UN del 26/05/07 sostuvimos: Después del cierre de RCTV no hay regreso. Queda una vez más demostrada la competencia del régimen para destruir y de ‘las oposiciones’ para apoyar ese cometido. La planta no enfrenta el problema desde la perspectiva política. Prefiere el espectáculo-manipulación-emoción que vimos en la marcha del 19/05.

En efecto, en la lucha contra el cierre no hay fuerzas de oposición capaces de emprender acciones de trascendencia. Los resultados electorales del 03/12/06 le dan al régimen vigente todas las prerrogativas para implantar la hegemonía a nivel general. Instrumentos como el partido único, las fuerzas armadas populares, el control comunicacional, los poderes constituyentes estarían ahora al servicio del proyecto socialista del siglo XXI.

2.- Y ante este cuadro de predominio de las fuerzas gubernamentales, RCTV escoge el camino de la defensa estrictamente legal. Todos sus esfuerzos iniciales se centran en que los asiste la ‘razón jurídica’. Es la defensa en sí misma, que no acude a otros factores o manifestaciones.

La separación a todo lo que suene a política y a partidos es más que evidente. A la política y al colectivo se les coloca en un plano exterior, que otros manejan. En las manifestaciones de apoyo a la televisora se vio claramente el deslinde entre el planteamiento-actuación de la empresa y las acciones de las organizaciones sociales y políticas. Hasta el final los políticos y sus políticas no entraron a la televisora.

EL DESLINDE CON LA POLÍTICA Y LAS ‘OPOSICIONES’

3.- Para RCTV parecía estar claro que toda identificación con ‘las oposiciones’ no pagaba dividendos positivos. Por ello deciden separarse de esa imagen y mantener y ensanchar la propia. Esto se vio claramente en el contexto de las marchas y, en especial, en la despedida del 27/05. Entonces se intensificó el cuadro-imagen de las reacciones emocionales. ‘Gente del sentimiento y el corazón’, de la imaginación y la ficción que tanto espacio ocupan en las telenovelas. En la despedida se ofreció una obra novelada que tuvo una gran pegada. Un guión triunfador, si se saca por los efectos logrados.

4.- Las acciones que comienzan la mañana del 28M, pueden verse en principio como continuación de las protestas que se producen los sábados 19 y 26/05. Pero la diferencia radica en la incorporación de los jóvenes y, en particular, de los estudiantes. Desde hace más de una década no había ningún tipo de movilización estudiantil de alguna repercusión. Una de las últimas protestas ocurre en tiempos de Caldera II cuando se comenzó a discutir, vía aprobación, el Proyecto de Ley de Educación Superior (PLES). Fue tal el nivel de la protesta que el gobierno procedió a engavetar el material.

EL LARGO MARASMO DE LOS ESTUDIANTES

5.- En los tiempos que siguen parecía estar congelada la protesta. La quietud se apoderó de los estudiantes en la misma medida en que aumentaba el vacío político que se establece en este ex-país desde la masacre del 27F-89, cuando la gente dejó de creer en un modelo agotado en sus instituciones, partidos, dirigentes y en lo doctrinario. El marasmo comenzó a predominar entre los jóvenes. Un rector dijo que era ‘la generación boba’. Pero no se refirió a las causas del fenómeno. Por ello sorprendió en alguna medida la acción contra la reforma educacional de Caldera.

EL DESPERTAR ESTUDIANTIL

6.- En adelante, la indiferencia creció. En estos ocho años de la llamada ‘revolución’ una parte del estudiantado se inscribió en el proyecto del ofrecimiento y la tarifa. La otra parte se refugió en la apatía, acciones individualistas y prácticas acaba juventud. Por ello, es tan sorpresiva la reacción de los jóvenes. Es una convocatoria que materialmente surge por muchas partes.

Y, de inmediato se extiende la expresión de un descontento que no es ocasionado sólo por ‘la causa RCTV’ sino por muchas otras que constituyen ese gran monstruo que es la hegemonía que ha concentrado el GP y que ha puesto en sus manos todos los poderes incluyendo el militar, el económico (PDVSA) y el comunicacional (medios, electricidad, telefonía).

ESPONTANEIDAD Y APLICACIÓN DE RECURSOS PROPIOS

7.- Las protestas que hoy observamos no tienen un registro político, ideológico y organizativo. Han surgido en forma de aluvión, de inesperado despertar. Los propios actores pueden estar sorprendidos de su respuesta inmediata ante un inmenso campanazo. Y en este contexto se presenta la espontaneidad y la aplicación de recursos propios.

Por eso se siente que tiene un espacio importante la idea del liderazgo horizontal y el consecuente rechazo al verticalismo que es la mejor expresión del personalismo, la autocracia, la dictadura y toda la política de la perversión.

8.-El discurso de estos muchachos expresa cosas muy sencillas, que llegan a la gente porque contrastan con el de un régimen apegado a los esquemas del totalitarismo, el militarismo o el fanatismo-cretinismo político. Aquí no está la voz del ‘yo ya decidí’ o el ‘tendrán que impedir que yo siga siendo presidente para lograrlo…Atrévanse!! Aquí no hay nada que se parezca a democracia.

NO SOMOS POLITICOS, SOMOS ESTUDIANTES

Y como contrapartida escuchamos: No somos políticos, somos estudiantes. No buscamos derrocar al gobierno: no somos golpistas. Luchamos por los derechos políticos, por la libertad de expresión. Somos una nueva generación que quiere hacer las cosas distintas. Nosotros estamos unidos y sabemos que podemos transformar a Venezuela. Somos nuevos ciudadanos con ideas nuevas.

Esta idea la corrobora Jhon Goicochea. Al responder a una pregunta sobre la proposición de Manuel Rosales de que se haga un referendo consultivo para resolver sobre el cierre de RCTV, señaló: el gobernador tiene su agenda, nosotros tenemos la nuestra. (EU, 01-06-07). Es evidente la intención de marcar distancia con el pasado politiquero.

UNA ACCIÓN QUE PONE DE CABEZA
AL GOBIERNO

9.- Debe quedar claro que sólo el deslinde con los dos monstruos, gubernamental y opositor y romper con las viejas formas de hacer política, permitirá impulsar un movimiento con capacidad para avanzar más allá del estadio de destrucción que hoy vivimos. Un movimiento político nuevo que sea capaz de crear, inventar, imaginar, responder en términos de futuro.

9.-Por ello, no puede menos que sorprender que esta incipiente movilización estudiantil, que nace con el impacto cierre RCTV, que se declara no política y que no cuenta con una maquinaria organizativa, ponga a andar de cabeza a este gobierno. Un régimen que, pase lo que pase, no podrá devolverse de la medida tomada, porque perdería la imagen del dominio total, del mito-genio-poder que todo lo decide.

Por primera vez se aprecia una gran debilidad e inseguridad en las acciones gubernamentales. De allí que se produzca el inicio en este ex-país del ejercicio abierto del totalitarismo que lleva a este régimen a una etapa de sobre-vivencia. A partir de este momento, sólo se podrá mantener el proceso por la vía de la violencia-represión permanente, que podría conformar un cuadro que conduzca, desgraciadamente a recordar experiencias de guerra civil.

NI SOMOS VIOLENTOS NI IMPULSAMOS LA VIOLENCIA

10.-En esto parecen estar muy claros los muchachos que por todas partes se expresan: es indispensable luchar contra la violencia. Nos pueden acusar de comeflores, expresan, pero ni somos violentos ni impulsaremos la violencia. Y por más que el gobierno les empuje por ese camino, para justificar el uso de su fuerza, lo recomendable, por difícil que sea, es tener una actuación cada vez más creadora, que permita evitar las trampas gubernamentales y avanzar en la conformación de nuevas elaboraciones teóricas, inscritas en una nueva forma de entender y hacer la política, para la construcción de la Venezuela en la cual dicen estar empeñados.

11.-Hay cuestiones difíciles a considerar en el momento actual: ¿Cómo enfrentar un régimen totalitario sin promover y hacer uso de la violencia? ¿Cómo proceder para conformar una perspectiva que signifique la negación del modelo de destrucción vigente a lo largo del llamado período democrático y del supuestamente revolucionario? ¿Está en la mente de estos jóvenes que la lucha por la libertad impone la construcción de un mundo en el cual no exista la pena de muerte por hambre y desolación?

Consideramos importante en este sentido, debatir sobre lo que es hoy y lo que tendrá que ser esto que todavía llamamos Venezuela, pero que otros tienen inscrita, estructurada y manejada en términos de Venecuba. ¿Estamos ante una rebelión de artistas y estudiantes opuestos a la vieja política y puntales para establecer nuevos caminos? ¿Anti o nueva y creadora política?

OBRAR EN DIRECCION A LO QUE VA SIENDO

Es tiempo ya de acometer la tarea señalada por Pío Tamayo: “Sólo puede afirmar que ha vivido una generación que deja a la que vendrá más de lo que recibió de la precedente, ya que los forjadores del porvenir, en vez de aplicarse a usufructuar lo que es, obran en dirección de lo que va siendo.” Los espacios y esfuerzos de la Cátedra ‘Pío Tamayo’ y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV, están dispuestos a actuar en esa dirección. Tienen la palabra estos posibles constructores de porvenir! abm333@gmail.com


Leer mas!