sábado, julio 11, 2015

¿CUÁL TRANSICIÓN?




¿CUÁL TRANSICIÓN?
Agustín Blanco Muñoz

Ante la asfixiante situación  que prevalece en esta parte de Venecuba, se responde con análisis que van  del “ahora sí resolveremos” hasta el “esto es irrecuperable”.

Para  unos la salvación está en  la reconciliación o “borrón y cuentas nuevas”, un gesto  democrático que   permitiría al régimen mejorar su imagen externa. Para esto podría  usar la coyuntura que invoca el nacionalismo en defensa de las fronteras patrias.

Pero quienes piensan en otro “olvido del pasado”, obvian el “No Volverán” del fanatismo revolucionario sostenido sobre el más firme odio de clases. Según este esquema, la clase obrera y el pueblo-colectivos  en el poder,  tienen la decisión irreversible de aniquilar la oligarquía-burguesía pelucona. De modo que aquí hoy  sólo está planteada  la reconciliación de los muertos.

Sin embargo, la oposición conocida como democrática, entiende que para sobrevivir, debe meterse en el juego electoral en términos de convalidación y complicidad. Para ello se cubre con el autoengaño del apego a  constitución y  leyes que le permitirán, por encima de todo pronóstico, derrotar al gobierno.

Junto a esta posición electoralista, y en incómoda convivencia, están los autores de “la salida” para quienes ya comenzó la transición: la sustitución de este gobierno por otro que pueda crear políticas para la superación de este desastre.

¿Pero cuál es el programa de “la salida”? El 12F-14 se le identificó  con presión de calle que tomó la vía de la violencia. Y hoy asume la senda electoral al lado de la MUD. ¿Cuál y cómo es el gobierno que reemplazaría al actual? ¿Reposición  de la llamada 4ª República? ¿Otra democracia del fracaso? El régimen ha sido tajante: si llegan a ganar serán desconocidos y si pierden  definitivamente barridos.

Pero a la inmensa mayoría, que no apoya a estos monstruos, le cuesta organizarse en su propio Movimiento de Movimientos por otra historia-realidad. Y por ello, la minoría dictatorial con todos los recursos oficiales,  las instituciones civiles y militares, milicias y colectivos armados, la casi totalidad de los medios y la maquinaria electoral con todos sus apéndices, tiene el triunfo asegurado por la vía del fraude-trampa ya iniciado  y que culminará el 06D-15.

Por eso, Sancho, aquí el cambio no puede ser de monstruos. La fuerza social de las mayorías tiene que organizarse e imponerse! @ABlancoMunoz abm333@gmail.com


Últimas Noticias, 11 de julio del 2015


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya no se trata de una transición, se trata de una reconstrucción de la República. O mas bien la construucón de una República con vocación democrática.
La pregunta clave es: ¿porqué entregarían el poder, aun cuando pierdan con una votación adversa de 70 a 30 por ciento. Los gobernantes espúreos sostienen que la revolución está por encima de la Constitución, de las Leyes internacionales y de los Derechos Humanos. ¿Quién los haría entregar, si el CNE declara que ganaron todos los diputados de ellos y el TSJ sentencia que las elecciones fueron inmaculadas.
Cada rato lo proclaman: "No se merecen ganar ni un solo diputado" (D.C. hoy mismo) y "No volverán, ni por las buenas ni por las malas. No volverán." Es que hay tantos ingénuos o muchos cómplices de la presente situación, defendiendo las migajas que han logrado recoger de esta gran piñata.
Armando Azpúrua, Profesor Jubilado de la U.C.V.

Hector Rodriguez dijo...

Hay 2 Venezuela: Una que quiere vivir bien con libertad estructurada
producto de su trabajo agregador de Valor, la otra que quiere vivir chuleando y expoliando el producto de la primera