sábado, diciembre 24, 2016

¿OLVIDAREMOS EL AÑO VIEJO?





 
¿OLVIDAREMOS EL AÑO VIEJO?
Agustín Blanco Muñoz

Lo dijo Crescencio Salcedo: “Yo no olvido el año viejo porque me ha dejado cosas muy buenas.  Pero el 2016 no nos dejó chiva,  burra negra, yegua blanca  ni buena suegra. Un abuelo  nos comentó que nunca pensó  pasar una navidades tan  tristes, llenas de escasez hasta de monedas, comida y motivación para vivir.

Las consecuencias económicas del socialismo tarifado-populista, al margen de todo impulso por crear y mantener un aparato productivo para otra realidad, condujeron al grueso de esta población a un estado de desesperación, enfermedades y muertes.

Y por todas partes la pregunta: ¿y cuándo y cómo salimos de esta situación si las oposiciones oficiales están secuestradas, en negociación o compradas por el propio gobierno? El movimiento de calle que se vio el  01Sep o el 26Oct fue negociado por  un diálogo al servicio exclusivo de la estabilidad del régimen. ¿Será entonces la violencia social el único camino hacia otro destino?

Esta   difícil  e  inhumana condición tiene tomada la comunidad mundial. ¿Cómo negar que en este expaís vivimos una pequeña y continuada guerra Aleppo? Esta preocupación  lleva  la CPTamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV a concebir un mensaje que refiere las difíciles horas que padecemos junto a las esperanzas disminuidas por las sombras que detienen la acción de los luceros.

Nos situamos así en un  expaís  muy cercano e identificado con todos los Aleppo. De allí que crezcan las llamaradas de los más diversos odios en oficio de destrucción  para aniquilar cualquier talismán que avance en el rechazo del padecer  de un mundo hasta hoy condenado a la consternación,  el pesar  y la muerte.

​Pero por encima de las riendas de las decisiones de los asesinos, estamos obligados a construir los tiempos  de respiro  que vean nacer la creación que contribuya al festejo  de la eterna entrega de amor y libertad.

Festejo que será llevado al territorio de un vivir  desconocido y distante sólo presente en los sueños del Jesús de luces y  risas que levanta cielos en la tierra para los hombres que crearán y entonarán los cantos de sus propios nacimientos.

El año viejo estará en el nuevo. Y seguirán las burlas y masacres a que los monstruos del gobierno y sus oposiciones tienen condenada a las grandes mayorías de este expaís. Pero vendrá Sancho, el Movimiento de Movimientos por la Otra Historia!  @ablancomunoz

Últimas Noticias, 24 diciembre 2016,



1 comentario:

Onopko dijo...

Eso se espera, estimado profesor Agustín.

Usted es uno de los pocos luceros que todavía quedan vigentes y que siguen hablando con la fuerza debida.