viernes, mayo 23, 2014

MdM ¿PARA CONVOCAR UNA CONSTITUYENTE DE CALLE SIN CNE NI TSJ?


César Rengifo

 Cátedra Pío Tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
IIES / FACES / UCV

FORO

CRÍTICA, APORTES E INSTRUMENTACIÓN DEL
MOVIMIENTO DE MOVIMIENTOS

MdM
¿PARA CONVOCAR UNA
CONSTITUYENTE DE CALLE
SIN CNE NI TSJ?

PONENTES
RAMÓN HERNÁNDEZ
GUILLERMO SALAS
JAZMÍN SAMBRANO

MODERADOR
AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ

LUNES 26 DE MAYO DEL 2014
SALA E / 6 PM

Esta actividad tiene como propósito fundamental debatir sobre las críticas u observaciones que puedan hacerse a la propuesta de Movimiento de Movimiento (MdM), a la par que recibir aportes para su fundamentación teórica o instrumentación.

Sobre esta materia hemos actuado desde hace varios años. Tenemos conciencia de lo difícil de la tarea en este estado de destrucción y violencia en que estamos sumidos.

Pero ese es precisamente el reto que debemos enfrentar. Se trata de crear un movimiento consciente y organizado que implique la mayor parte de la sociedad. Se debe en este sentido ir más allá de la polarización que se le ha impuesto a la gran mayoría de la población.

El objetivo de esta práctica tiene como propósito fundamental someter al colectivo a las directrices de unas minorías, oficiales u opositoras, que coinciden en sus ambiciones.

El oficialismo busca profundizar su dominio, mediante el desarrollo del plano superestructural, a la vez que procede a la realización de grandes inversiones que le permiten movilizar la población, con la finalidad de que se enfrente a la parte opositora por la vía de las armas o por el arma-disparo del voto.

Esa es la trampa en la que estamos metidos. Unos por ilusos, otros porque necesitan garantizar la continuidad del poder que hoy disfrutan.

En  1999, cuando se produce la convocatoria a la asamblea constituyente, el CEHA y la CPT produjeron un documento contentivo de una propuesta de participación que fue llevado a conocimiento de los encargados de elaborar una nueva política supuestamente regida por la participación protagónica.

Pero a 15 años de destrucción se puede ver los resultados. Aquí sólo  se produjo  un cambio de muchos nombres y se disfraza viejas políticas. La supuesta burguesía nacional y tradicional, por ejemplo, pasó a boliburguesía. La llamada cuarta república pasó a ser quinta, la República de Venezuela derivó en bolivariana y la democracia representativa es ahora protagónica.

En ese tiempo, las condiciones para conformar un MdM eran menos complicadas. Hoy los obstáculos que surgen de la revolución-dictadura de carácter militar-civil son cada vez más significativos. Por ello, no es nada fácil organizar una fuerza social con capacidad para enfrentarse pacíficamente a un régimen totalitario violento, revestido y legitimado de democracia.

En muchas oportunidades hemos dicho -y lo repetimos- que violencia contra violencia da el mismo producto. Y no ha habido violencia  que haya sido capaz de forjar una realidad superior a la violentada. Los productos violentos traen inserta la destrucción. Por ello, se impone la práctica de la rebelión pacífica, la aplicación de la fuerza social. Sólo de esta manera se podrá ir más allá de los cambios de gobierno para penetrar en los cambios sociales. En lo económico,  social, político, histórico.

Pero es necesario advertir que hasta hoy los cambios se han limitado a la mentira. Un régimen ha sustituido a otro. Por eso hoy se quiere ir más allá a partir de la adquisición de una nueva conciencia.

¿Permitirá esta conciencia dar el paso hacia una nueva forma de organización colectiva que deje atrás el caudillismo, la historia individuo-líder, para suplantarla por una historia del colectivo?

Y en este punto es indispensable preguntar también si es posible llevar el MdM al plano de una realidad política y organizacional que permita concebir una sociedad distinta. ¿Puede aplicarse este MdM para crear una nueva estructura económica, política y social a través de una constituyente de calle, sin CNE ni TSJ?

¿Podrá llegar el MdM a impulsar una constituyente originaria y, en consecuencia, sin limitante previa? ¿MdM para una historia que comienza con una constituyente de la inmensa mayoría de los venezolanos dispuestos a apartarse de toda imposición-invasión como la que hoy tiene que ver con la unidad geopolítica que hemos bautizado como Venecuba?

Sobre estos temas hemos elaborado algunos materiales que usted puede consultar y evaluar:



Coordinadores
Agustín Blanco Muñoz / Mery Sananes / Danielita Barrolleta
Tlfs 605 2536 / 605 2563 / 0416 638 7320 / 0414 333 6515
abm333@gmail.com / merysananes@gmail.com
dbarrolleta@hotmail.com
@ablancomunoz / @embusterias / @dbarrolleta

2 comentarios:

franz freites dijo...

LA PRENSA COMUNITARIA Y DEMOCRATICA DEL TUY,ESTAMOS DE ACUERDO ¿PARA CONVOCAR UNA CONSTITUYENTE DE CALLE SIN CNE NI TSJ?
ATENTAMENTE,SR.FRANZ FREITES

Anónimo dijo...

La crisis no está en las instituciones sino en quienes la dirigen, la constituyente es la salida, pero exigiendo a los responsables del CNE y el TSJ que cumplan como esta plasmado en la constitución, sus funciones, ese es el verdadero reto.