domingo, mayo 18, 2014

REBELIÓN EN LA GRANJA - PROYECCIÓN Y DISCUSIÓN




Cátedra Pío tamayo
Centro de Estudios de Historia Actual
IIES / FACES / UCV


LA REBELIÓN EN LA GRANJA
DE GEORGE ORWELL
PROYECCIÓN Y DISCUSIÓN

MODERADOR
AGUSTÍN BLANCO MUÑOZ

LUNES 19 DE MAYO DEL 2014
SALA E / 6 PM


En tiempos de engaño universal,
decir la verdad se convierte en un
acto revolucionario.
George Orwell


ORWELL UN HOMBRE A FAVOR DE LA
JUSTICIA SOCIAL

George Orwell (GO) es el seudónimo de Eric Arthur Blair, quien nace el 25 de junio de 1903 en Bengala, India y muere el 21 de enero de 1950 en Londres. A lo largo de su visa asume una posición antiimperialista que lo define. De allí que se mantuvera en posición contraria al imperialismo británico y de los totalitarismos nazi y  stalinista.

Orwell es conocido sobre todo por dos novelas: Rebelión en la granja y 1984, la cual escribió y publicó en sus últimos años de vida. En esta última  presagia lo que siente como el grosero y perverso avance del totalitarismo que se expresará a través de los más variados mecanismos.

UN ANÁLISIS DE LA CORRUPCIÓN QUE TRASCIENDE
EL RÉGIMEN SOVIÉTICO

Rebelión en la granja  es una novela escrita por George Orwel (GO) durante la segunda guerra mundial, publicada en 1945  y que comenzó a ser conocida por el público en los años 1950. La obra constituye un análisis de la corrupción propia de los poderes, en todos los niveles. Refiere detalladamente la ley de la enfermedad y grandezas de un poder que lanza  al humano hacia las más imprevisibles miserias. Y en principio hace ver que  también en los animales se puede ver esta inclinación.

De allí la campanada de alarma que es más reto que pesimismo, a pesar de que no se puede negar que el objetivo de alcanzar otra forma de vida es algo muy difícil de lograr si existe una comunidad de corruptos que lo impidan.

De modo  que el planteamiento trasciende el caso particular del régimen soviético y del camarada Stalin. Porque el llamado y legado de GO es a enfrentar este terrible designio que hasta hoy está presente en la sociedad de quienes en la forma se definen como humanos. Quede claro por tanto que la parodia del autor llevando este drama a la “sociedad de los animales” no es para incriminarlos sino para poner más en evidencia el poder destructor de los humanos cuya capacidad, para difundir lo contrario a la verdadera vida, puede ser llevado hasta cuadrúpedos y voladores. 

UNA MIRADA CRÍTICA A UN MUNDO TIRÁNICO

En efecto, la  de GO es una mirada crítica a un mundo tiránico, profundamente apegado al uso de todo tipo de manipulación, persecución, represión, descalificación y sometimiento de todo aquel que exprese disidencia. El  culto a la personalidad del jefe del gobierno que pisotea, es una especie de ley que todos deben cumplir. Se asume la imposición o se cae en desgracia. Se acepta la institucionalidad política plagada de corrupción o se es enemigo del socialismo que se ha levantado como la nueva instancia de salvación de la humanidad.

ORWELL CAPTA A PRIMERA HORA LAS MISERIAS
DEL SOCIALISMO STALINISTA

El régimen  soviético de la época de Stalin es un tiempo de todo tipo de ignominia, de y para el acopio del máximo desprecio. El mayor derroche de acciones para negar o aplastar la condición humana. Atrás había quedado el terrible mundo de los zares pero sus sustitutos son los zares del socialismo. Y el gran aporte de Orwell es precisamente captar a primera hora las miserias de una experiencia que se vendía como práctica de y para la liberación y lograr así dejar a un lado la desigualdad, explotación y todos los valores que disminuyen la condición humana.

Y PARA HACERLO RECURRE A LA FICCIÓN

Y para que el mensaje tomara su rumbo sin mayores limitaciones GO lo plantea, no como una simple rebelión de los contrarios al socialismo, sino como una simulación. Y en lugar del levantamiento de descontentos contra la nueva realidad, reproductora de los contenidos de la anterior, sitúa el conflicto en el interior de una granja de animales.

LA REBELIÓN NO ALCANZA A CAMBIAR SINO RATIFICAR
LA DICTADURA

Allí ocurre una  rebelión contra el tirano, que termina por expulsar a todos los humanos y construir una sociedad distinta: la de ellos. Sin embargo, a la larga se verá como todo termina en la  creación de  una feroz dictadura que tendrá a la cabeza un miembro de la especie.

Ahora es el cochino Napoleón que, con otro discurso y vestimenta, pone y dispone por su comunidad. Cuenta para ello con los recursos necesarios para someter a sus semejantes menores y a todos los cuadrúpedos y voladores habitantes de la granja. A lo lejos quedan los consejos del viejo e inteligente cochino, el patriarca que dejó establecidas las leyes para  que  el gobierno del tirano nunca más se pudiera reproducir. Nadie actuaría en forma individual.

Las decisiones serían democráticamente discutidas y aprobadas. No habría ningún tipo de imposición de caudillo ni burocracia que condujese a la corrupción. Ningún animal tendría privilegios. Nadie dormiría en cama y con sábanas y no se haría comercio-mercado con los humanos. Todos los animales producirían para sus vidas.  Pero a la larga un solo cochino, se hace dueño de todo el poder.

SE VALIDA LA TIRANÍA EN EL CORTO Y MEDIANO PLAZO

Y  el nuevo tirano se encargaría de patear todos los postulados del sabio padre cochino. Volvió el mandato vertical y todas las actuaciones guiadas por la inclinación a someter, controlar y pisotear. Por ello es relevante la figura del cochino que no creía que hubiese un cambio en términos de igualdad y libertad. Y, en vista de lo sucedido, no queda claro para qué fue derrotado el antiguo tirano. Todo lo que ocurre valida la anterior dictadura. Y en el mejor de los casos se habla de la continuación de la tiranía en el corto y mediano plazo. Cualquier semejanza con la realidad es pura y solitaria coincidencia.

IMPORTA VER ESTA OBRA A LA LUZ DE LA EXPERIENCIA
DE ESTE EXPAÍS

Y por ello consideramos de interés ver esta obra de OG a la luz de la experiencia que se vive hoy en este expaís y que no es sino continuidad de una historia en la cual prevalece la violencia y la historia impuesta en todas sus formas.

Esta es una realidad que pervive, con sus cambios formales a lo largo del período llamado independentista o en el republicano que ya alcanza los 203 años. Aquí hemos tenido el ciclo completo  de las tiranías que en muchos momentos no ha sido fácil distinguir si la ejercen animales y humanos. Véase el comportamiento de las fuerzas represivas militares y civiles venecubanas de este momento y se tendrá la certeza de lo que se dice.

El nivel de destrucción a que ha llegado este expaís es muy difícil atribuirlo a simples humanos. Son humanos sin humanidad o humanos que por su capacidad de destrucción  son un irrespeto para los animales.

EN ESTE EXPAÍS NO HA HABIDO REBELION CAPAZ DE CAMBIAR LA REALIDAD

Por ello, en este expaís no ha habido una rebelión que haya sido capaz de cambiar la realidad. Al hacer un símil con la trama de esta novela se puede pensar que fue derrotado uno y otro gobernante incompetente para ser sustituido por otro y otro proyecto distinto, con promesas y ofrecimientos que apenas cambian de forma y lenguaje, pero que  en el corto plazo se evidencian como el muy conocido “más de lo mismo”. Es este el viejo esquema de poder impuesto y dispuesto como novedad.

¿NOS SERVIRÁ ESTA OBRA PARA COMPRENDER LA GESTACIÓN DE LAS DICTADURAS ABIERTAS O ELECTORALES

¿Nos sirve esta obra de GO como un material de estudio que nos ayude a comprender el proceso  que lleva a la gestación de las dictaduras abiertas o las dictaduras electorales?

Esta es la reflexión que proponemos, con el propósito de lograr por otras vías, lo que el permanente análisis de esta realidad no ha conseguido: sobrevivimos un expaís que perdió toda soberanía al delegarla por completo en eso que se ha denominado Venecuba y que se conforma desde el 2005.

Un expaís que ha contado con la mayor renta petrolera de su historia, sin que la misma haya servido para mejorar la calidad de vida de sus habitantes sino para sufragar populismo y comprar conciencias nacionales e internacionales.

UN EXPAÍS REGIDO PERMANENTEMENTE POR LA VIOLENCIA

Un expaís regido por una revolución pacífica pero armada que hace de la violencia su arma permanente para el amedrentamiento y el crimen, y del voto su instrumento de legitimación.

UNA REVOLUCIÓN VIOLENTA, DEMOCRÁTICA Y ELECTORERA

Otro capítulo de la misma derrota socialista, que hoy se presenta como una revolución democrática-electorera que cumple a cabalidad el propósito de darle continuidad al mismo engaño.

Invitamos a examinar esta obra maestra de GO, con el objeto de  aprehender  algunas posibles claves para incursionar en el verdadero contenido de esta dictadura que avanza a ‘paso de vencedores’ en su tarea de destruir todo lo existente, para sustituirlo por “más de lo mismo”, pero con un ropajes diferentes.

¿Avanzamos por el difícil camino  que nos  proporcione la posibilidad de situarnos ante una historia de verdaderos hermanos o seguimos en la zafra que permite contar lo mío, lo tuyo y lo que podemos repartir en los demás para que se queden tranquilos y utilizables hasta como los más altos cómplices?

¿Podremos movernos unos y otros hacia la construcción de una sociedad de otros principios, valores y códigos de justicia, belleza y amor?

NECESITAMOS UNA CONCEPCIÓN DE LA HISTORIA QUE NO SE BASE EN LA VIOLENCIA-ACUMULACIÓN-GANANCIA


Sólo con una nueva concepción de la Historia que nos mueva hacia otra actitud-actuación-conciencia colectiva, será posible hacer frente al régimen de la mezquindad, la violenta acumulación y la, igualmente, violenta y desesperada    defensa de lo que se tiene frente al peligro inmenso que representan los desheredados para los dueños de la ganancia.

ESTAMOS OBLIGADOS A IMPULSAR LA REBELIÓN DE HUMANIDAD, VIDA Y AMOR

  Y  se trata ahora y aquí de proponer y promover la rebelión que conduzca a la sociedad de hombres comidos, bebidos y educados con valores de justicia, de hermandad, convivencia de amor y humanidad.

De no ser así, seguirá el predominio de la violencia del plomo o de los llamados procesos del fraude-trampa electoral que refieren los  valores y el  sentido de las rebeliones que hasta hoy hemos conocido, y de la vida que hasta hoy se ha creído vivir. ¿Seremos capaces de avanzar hacia la Historia del nosotros y de la Vida?


Texto de la obra en pdf

Coordinadores
Agustín Blanco Muñoz / Mery Sananes / Danielita Barrolleta
Tlfs 605 2536 / 605 2563 / 0416 638 7320 / 0414 333 6515
abm333@gmail.com / merysananes@gmail.com
dbarrolleta@hotmail.com


3 comentarios:

pablo moraq dijo...

Isaac Asimov, en una crítica exhaustiva de la novela y sus efectos para la FNS (Field Newspaper Syndicate), escribió en un artículo de cuatro partes publicado en 1984: En realidad, tanto ha penetrado la fobia al 1984 en la conciencia de muchos que no leyeron el libro y no tienen idea de lo que dice, que uno se pregunta qué puede llegar a pasarnos después del 31 de diciembre de 1984. Cuando llegue el Día de Año Nuevo de 1985 y los Estados Unidos existan todavía y estén enfrentando problemas muy similares a los que enfrentan hoy, ¿cómo expresaremos nuestros miedos a cada aspecto de la vida que nos llena de aprensión? ¿Qué otra fecha podemos inventar para reemplazar a la de 1984?. El propio Orwell no vivió para ver el éxito que alcanzó su libro. No fue testigo de cómo él mismo convirtió al 1984 en un año que obsesionaría a toda una generación de norteamericanos. Orwell murió de tuberculosis en un hospital de Londres en enero de 1950, apenas unos meses después de que el libro fue publicado, a la edad de cuarenta y seis años. El conocimiento que tenía de que su muerte era inminente pudo haber influido en el tono encarnizado del libro. http://es.wikipedia.org/wiki/1984_(novela) (Pablo Mora)

Anónimo dijo...

Hay que tener en cuenta, Sr Mora, que Orwell entendió como una obligación política e intelectual enfrentar las tiranías y conjuntamente a los imperios que las aprovechan y estimulan. Creo que el pensó que la la rebelión de los pueblos podían acabar con ese imperialismo.

Pero esas rebeliones no se dieron y ahí está hoy todavía el imperialismo. No cayó en 1984. ¿Pero eso quiere decir que estará siempre presente? Digamos que 100 años después se dará lo que anunció el autor. ¿Ud no cree Sr Mora? ¿Usted simplemente lo descalifica?

Guillermo Acosta M

Anónimo dijo...

Hay que tener en cuenta, Sr Mora, que Orwell entendió como una obligación política e intelectual enfrentar las tiranías y conjuntamente a los imperios que las aprovechan y estimulan. Creo que el pensó que la la rebelión de los pueblos podían acabar con ese imperialismo.

Pero esas rebeliones no se dieron y ahí está hoy todavía el imperialismo. No cayó en 1984. ¿Pero eso quiere decir que estará siempre presente? Digamos que 100 años después se dará lo que anunció el autor. ¿Ud no cree Sr Mora? ¿Usted simplemente lo descalifica?

Guillermo Acosta M