sábado, agosto 05, 2006

¡Y EL COMANDANTE MANDO A PARAR!


El cantor de la revolución lo señalaba: `Se acabó la diversión / llegó el Comandante / y mandó a parar. Fidel derrumbó la dictadura de Batista con disfraz de democracia, suprime el antro-burdel establecido en la isla, se enfrenta de inmediato al imperialismo para acentuar su nacionalismo y reclamar apoyo internacional.

Pone en vigencia la permanente movilización política a favor del régimen, crea una organización policial dispuesta para la seguridad y el enfrentamiento a toda disidencia, maneja las fuerzas armadas, establece un partido único y un pensamiento de igual factura, acaba con todo vestigio de libertad de expresión, estimula la confrontación para que la sociedad se divida entre patriotas y ‘gusanos’, impulsa la confusión. Decide hacer una revolución.



Desde entonces se está con la revolución o la contra-revolución. El partido comunista lo dispone todo. El niño será seguidor de ese ideario y pensará como se le indique. Todos los poderes están en manos del comandante y ‘jefe único’ del Estado, el partido, el secretariado, las policías, fuerzas armadas, finanzas, educación, salud, ministerios.

En la década de los sesenta fracasa en la ‘exportación de la revolución’. A Venezuela envía dinero, hombres y armas y termina por romper con el PCV y el MIR. A comienzos de los 80 Puebla hace su último viaje a este ex-país. En entrevista inolvidable nos decía que la Nueva Trova había desplazado y acorralado al Viejo Son. Difícil olvidar aquella expresión de tristeza.

Hoy, Fidel, con tanto poder concentrado, tanto exportar y disfrutar la revolución, termina en un terrible espectáculo: él mismo se manda a parar. Sólo que no hay diversión con la que acabar, sino una profunda tragedia que se extiende y continúa. Historia de un hombre-caudillo-mesías por encima del colectivo, que toma el camino del atraso, el sometimiento, la burla-manipulación.

Y aquí, el GP, guiado por Fidel, también mandó a parar. Pero no para crear un mundo mejor, sino para resguardar los poderes que le conceden toda la diversión a las cúpulas de una revolución que se sustenta en el fraude, la trampa, el engaño, la violencia y la represión. Sancho, ¿y que otra cosa puede hacer el personalismo-autoritarismo-totalitarismo del fracaso y la destrucción, allá y aquí? abm333@gmail.com

2 comentarios:

pankarta dijo...

Se acabó la diversión

llegó el Comandante

y mandó a avanzar.





Llegó el Comandante y mandó a avanzar



Iván Padilla Bravo

siglosocialista@hotmail.com







Este siglo socialista empezó ayer. En América Latina empezó con Fidel y cuenta con él para llevar adelante esta lucha de los constructores del socialismo del siglo XXI, a la que se ha sumado, con un liderazgo indiscutible, el presidente y líder de la revolución bolivariana, el comandante Hugo Chávez Frías.



A los líderes del proceso cubano, que enfrentó y derrotó la dictadura proimperialista de Fulgencio Batista, a finales de la década de los cincuenta, les tocó ser vanguardia en un momento cuando los cambios apuraban entre fortalecer a los lacayos del imperio con un nuevo disfraz de democracia representativa o dar al traste con ese imperialismo con propuestas revolucionarias y anticapitalistas.



Ernesto Guevara, Camilo Cienfuegos y el propio Fidel Castro Ruz estuvieron a la cabeza de esa vanguardia de preclaros que consolidaron la revolución cubana, y que prevalece hoy en el mundo como el mejor ejemplo de dignidad, perseverancia y firmeza para prefigurar el socialismo. Los dos primeros se quedaron por el camino, en trincheras de luchas que asumieron como parte integral del mismo compromiso liberador. El tercero, Fidel Castro Ruz, sobrevive, pese a las más de 600 veces en las que se le ha intentado eliminar con atentados.



Retomar el tema de la sobrevivencia del comandante Presidente cubano, tiene hoy especial pertinencia cuando la derecha proimpérialista, disociada, apátrida y terrorista que se arremolinó en Miami —luego que se automarginaran de los cambios radicales que comenzaban a darse en la isla caribeña, a partir del triunfo de la revolución socialista— pretendió celebrar la supuesta muerte de Fidel, a comienzos de esta semana.



A quienes creen que la revolución cubana se debe a un solo hombre y que la desaparición física del mismo hará que ella se derrumbe, les podemos afirmar , una vez más, que ¡no pasarán! Latinoamérica toda hoy está fortalecida de ejemplo fidelista y la huella imborrable de su entrega por la humanidad ha crecido hasta el tamaño de lo indestructible. Y si no miremos con orgullo los crecidos liderazgos de Hugo Chávez y Evo Morales. En fin, ¡llegó el comandante y mandó a avanzar!



En: todosadentro. Agosto/2006/Sábado 5. P/!2.















¡El comandante mandó a parar!



Agustín Blanco Muñoz

El cantor de la revolución lo señalaba: "Se acabó la diversión / llegó el Co mandante / y mandó a parar". Fidel derrumbó la dictadura de Batista con disfraz de democracia, suprime el antro-burdel establecido en la isla, se enfrenta de inmediato al imperialismo para acentuar su nacionalismo y reclamar apoyo internacional.

Pone en vigencia la permanente movilización política a favor del régimen, crea una organización policial dispuesta para la seguridad y el enfrentamiento a toda disidencia, maneja las fuerzas armadas, establece un partido único y un pensamiento de igual factura, acaba con todo vestigio de libertad de expresión, estimula la confrontación para que la sociedad se divida entre patriotas y `gusanos’, impulsa la confusión. Decide hacer una revolución.

Desde entonces se está con la revolución o la contra-revolución. El partido comunista lo dispone todo. El niño será seguidor de ese ideario y pensará como se le indique. Todos los poderes están en manos del comandante y `jefe único’ del Estado, el partido, el secretariado, las policías, fuerzas armadas, finanzas, educación, salud, ministerios.

En la década de los sesenta fracasa en la `exportación de la revolución’. A Venezuela envía dinero, hombres y armas y termina por romper con el PCV y el MIR. A comienzos de los 80 Puebla hace su último viaje a este ex-país. En entrevista inolvidable nos decía que la Nueva Trova había desplazado y acorralado al Viejo Son. Difícil olvidar aquella expresión de tristeza.

Hoy, Fidel, con tanto poder concentrado, tanto exportar y disfrutar la revolución, termina en un terrible espectáculo: él mismo se manda a parar. Sólo que no hay diversión con la que acabar, sino una profunda tragedia que se extiende y continúa. Historia de un hombrecaudillo-mesías por encima del colectivo, que toma el camino del atraso, el sometimiento, la burla-manipulación. Y aquí, el GP, guiado por Fidel, también mandó a parar. Pero no para crear un mundo mejor, sino para resguardar los poderes que le conceden toda la diversión a las cúpulas de una revolución que se sustenta en el fraude, la trampa, el engaño, la violencia y la represión. Sancho, ¿y qué otra cosa puede hacer el personalismoautoritarismo-totalitarismo del fracaso y la destrucción, allá y aquí?

abm333@gmail.com

Ultimas Noticias | Sábado 05 de Agosto de 2006

http://www.poesia.org.ve/cuenta.php?codigo=3414&categoria=

Anónimo dijo...

Si llegas a ser mas IMBECIL ya no naces CRETINO...
Socialismo= Miseria,hambre,pulgas,piojos y asesinatos de estado!!