domingo, abril 23, 2006

EL REGIMEN Y LAS 'OPOSICIONES' MARCHAN A PASO DE DESTRUCTORES


A CUATRO AÑOS DEL 11A-04
Cuando el GP amenaza con reformar su constitución para hacerse elegir hasta el 2031, resulta redundante preguntar sobre las condiciones que puede ofrecer un régimen de tan firme vocación tiránica para la realización de elecciones limpias. ¿Hasta cuándo jugar a la existencia de una democracia que cada día cae con mayor fuerza en las garras de la destrucción? ¿Por qué el empeño en ver espacios democráticos en un gobierno que ha demostrado por todos los medios que no cree en nada de eso?

Desde el 11A-02 se pone abiertamente en práctica la acción destructora de todo vestigio de democracia para abrirle campo a la llamada ‘revolución bolivariana y socialista del siglo XXI’. Es la hora de la ruptura con lo existente para profundizar el destrozo de las instituciones y demás elementos del cuadro histórico. El proyecto es claro: acabar con la Venezuela de inclinación-aspiración unitaria para crear la de ellos, “los compatriotas” y la que corresponde a los disidentes-traidores-oligarcas-imperialistas.
 En este tiempo se aprecia el ‘avance del régimen a paso de destructores’, contando para ello con su capacidad de inversión populista petrodolarizada, con el aval que recibe por su condición de proyecto internacional y porque desde un inicio cuenta con el apoyo que le dan ‘las oposiciones’que han servido de contendor-legitimador democrático-electoral. Para ello se han valido de políticas que contribuyen a la estabilidad y crecimiento del monstruo Estamos así ante dos maneras de impulsar un proceso de destrucción que hoy conmueve este ex-país, tal y como se puede apreciar en los puntos que siguen.

1.- El superficial debate sobre las posibilidades de derrotar por la vía electoral al GP, hace pensar en actuaciones que tienen mucho que ver con politiquería, negociantes, cómplices y destructoras. Una vez más ‘las oposiciones’ crean el contexto para que se monten “libres elecciones” con resultados previamente establecidos por las ‘máquinas mata votos’.

En el año 02, cuando “la caída era inminente” y subía el tono de la consigna del “sí se va porque estamos blindados”, mantuvimos solitarios que este régimen no puede ser enfrentado por la vía democrático-electoral, porque sus responsables no profesan ese ‘credo’. Su naturaleza es de clara factura autoritario-dictatorial con firme apego-inspiración a los lineamientos totalitarios. No es posible imaginar al GP en plena aceptación de los principios de la alternabilidad-sucesión presidencial en términos democráticos.

2.- El 28/03/01 se escuchó el grito en la Plaza Brión: ‘Con mis hijos no te metas’. El 31/10 el candidato del oficialismo es derrotado en las elecciones de la CTV. El descontento de los representantes por la ideologización de la educación, de los trabajadores objetos de persecución y del capital amenazado en sus propiedades se juntan para convocar el paro general del 10/12/01. Fedecámaras y la CTV se levantan contra las leyes habilitantes. El colectivo a su vez demostró su disposición a luchar contra lo que se presentaba como un régimen inclinado hacia lo autoritario-dictatorial. Pero la dirigencia de la ‘oposición democrática’ se dedicó a canalizar esas movilizaciones de acuerdo a su visión manipuladora e interesada. Infiltra la sociedad civil y la lleva primero, a un contexto en el cual se desarrollan actividades golpistas, y luego, y sin mediar revisión alguna, se planteó que la gran salida era de orden electoral.

3.- Las movilizaciones del año 02 superan las de 1936 y 1958. El colectivo se lanzó a la calle a pedir el cambio de gobierno. Pero ‘las oposiciones’ no sabían que hacer con tan gigantesca fuerza. No tenían una política que ofrecer para enfrentar al GP. Por ello se decide llevar y acompañar a la gente a Miraflores para ver que sale. Luego de la masacre y el capítulo del golpe-montaje, los espectáculos de la renuncia, detención, ‘Carmonazo’, rescate y reimposición del GP, el colectivo se aleja de la calle.

4.- La Comisión de la Verdad ni siquiera llega a conformarse para establecer responsabilidades sobre el 11A. De ningún lado hubo interés por establecer lo que pasó. El colectivo, a pesar de los golpes recibidos, vuelve a la calle en procura de justicia. La toma de Plaza Altamira por oficiales ligados al 11A el 22/10/02, contribuye a restablecer un cuadro triunfal. La Gente del Petróleo, CTV, Fedecámaras y los partidos-sociedad civil, declaran el 02/12 una huelga general hasta que se vaya el GP. El fracaso se vio desde sus inicios. La operación se basa en la paralización de la industria petrolera. Pero, ya el 21/12 el gobierno pudo mover el ‘Pilín León’ que se había convertido en el símbolo de la paralización de Pdvsa.

La señal de la derrota se extiende. Y por ello se comienza a ver como salida-recurso el Referendo Consultivo (RC) que logra ser aprobado por el CNE. Pero el 16/01/03 el TSJ eliminó ese acto. El paro para derrocar al gobierno se convierte en una larga jornada de firmazos, reafirmazos y reparos que se inicia el 02/02/03, fecha inicialmente fijada para el RC. Ahora se plantea la convocatoria al Referendo Revocatorio Presidencial (RRP).

5.- De nuevo ‘el imperio’ prestó su colaboración. La OEA, Centro Carter y PNUD están al frente de la Mesa de Negociaciones y Acuerdos que tiene como objetivo lograr una salida constitucional, pacífica y electoral a la crisis política que vivía este ex-país. El objetivo a alcanzar es el RRP. El colectivo sale a la calle a defender su firma-reafirmazo-reparo y a pedir que se vaya el GP. Todo sigue ligado a lo electoral. Y no se hace mayores consideraciones en relación a la incidencia del factor máquinas en el control que desde entonces ejerce “la revolución” sobre esos instrumentos.

6.- El 03/06/04 el CNE, admite al fin que hay las firmas para el RRP. El GP responde de inmediato con la convocatoria a la Batalla de Santa Inés. Una trampa para vencer irremisiblemente a ‘las oposiciones’. El 15A-04 se cumple ese cometido. El colectivo, a quien se le vendió la tesis de que era imposible el fraude “porque estamos blindados”, experimentó su mayor decepción. Quedó abatido. Pero con una convicción: no permitirá que se le lleve nuevamente al matadero electoral. Da por agotado este instrumento lleno de trampas. Y no asiste a las elecciones de gobernadores y alcaldes de 31Oct-04 ni a las legislativas del 04D-05.

7.- Puede decirse que las luchas planteadas por los monstruos oficialistas y opositores tienen un cometido: mantener vigente el ‘pasquín electoral’, fraudulento y tramposo, como arma de una democracia que tiene muy poco que ver con una verdadera institución de esa índole y contenido. En este sentido, cuando se saca a relucir la idea de que el GP puede ser derrotado, si se cumple un número de condiciones, ‘las oposiciones’ reiteran con su actitud que siguen avalando el círculo del fraude con la solicitud de elecciones limpias, como correspondería a una democracia. ¿Pero de dónde sacan ese presupuesto? ¿Cómo salir del campo enfermizo-obsesivo que obliga a ver democracia donde sólo se ha planificado la forma y mecanismos para la destrucción de lo que queda de Venezuela?

8.- Y frente a un mando-poder de consistencia y estabilidad, difícil de liquidar, ¿qué se plantea? Por lo general en estos casos sale a relucir la posibilidad del acuerdo que le permita a los ‘opositores’ ingresar a las esferas gubernamentales en plan de ‘salvadores por la patria’. Una parte de la “izquierda” acudió a la salvación del gobierno de Caldera II. Otra gobierna con la ‘revolución’. ¿Qué impide que otras fracciones se puedan incorporar a la Misión Salvación de la Patria y la Revolución?

9.- Lo importante a esta hora es tener plena conciencia de que vivimos el tiempo de la llamada ‘refundación de la patria’, tal y como lo establece la trampa constitucional bolivariana de 1999. Allí están las bases de la destrucción que hoy padecemos. Porque desde entonces se impone como ‘legítimo’ destruir lo existente, comenzando por lo que quedaba de democracia, para imponer la “revolución socialista bolivariana”. Algo que se logra con el aval, consciente o inconsciente, de las ‘oposiciones’. La sentencia fidelista es definitiva: no puede haber revolución donde hay democracia. Y la patria revolucionaria debe conformar una nueva realidad, con nueva orientación y hasta con nuevos símbolos. Lo venezolano da paso a lo bolivariano.

10- ¿Habrá llegado el momento de la decisión de enfrentar la destrucción en todas sus variantes y expresiones? De antemano advertimos sobre la necesidad de la acción de un colectivo consciente y organizado, con miras a establecer mecanismos concretos para el ejercicio de una democracia verdadera, que rompa con los esquemas partidistas, las farsas tarifadas, el fraude representativo, la complicidad-negociación y permita avanzar hacia la construcción de una realidad que se rija por nuevos valores, conductas y compromisos. Hoy se hace necesario que el colectivo avance hacia un movimiento que se constituya en punto de partida para sacar a este ex-país de las garras de los dos agentes de la destrucción: el oficialista y el opositor.

11.- El poder del colectivo, expresado en forma espontánea el 04D-05, sin otro elemento cohesión que la convicción de estar frente a una destrucción que tiene dos cabezas, es de tal magnitud, que el régimen se ha visto en la necesidad de potenciar su aparato de tarifas y represión, sus fraudes-trampas, su derroche de dinero-corrupción, sus amenazas bélicas, sus compromisos con un proyecto internacional neosocialista, más lastimoso y perverso que el anterior.

Y se ha visto obligado además a montar la Trampa Santa Inés II, unida al gran universo del enfrentamiento verbal con el imperialismo al tiempo que se le conceden todos los privilegios económicos. Mientras, se forman reservas de todo tipo para la supuesta defensa de una patria destruida en sus instituciones, en lo económico, político, social, militar en lo humano, en lo ético-moral.

12.- Frente a esta realidad, las ‘oposiciones’, amenazadas de extinción tanto por la conciencia de un colectivo que no está dispuesto a soportar más sus juegos al golpismo-violencia, ni al engaño-demagogia, y por un régimen nada democrático que no cede ni cederá espacios sino a quienes se plieguen incondicionalmente a sus designios, han decidido hacerle el juego a la destrucción y convalidar, relegitimar y fortalecer esta ‘revolución’, a cambio de una convivencia tarifada y de muy buenas perspectivas.

13.-
Y no se puede perder de vista que el colectivo organizado es el único instrumento válido, no violento, para enfrentar a ambos monstruos. Y no se trata de sustituir un régimen por un par o contribuir a un simple cambio de nombres en medio de la misma miseria-masacre, sino de avanzar en la construcción de una realidad distinta, con métodos de participación, sin disgregaciones ni exclusiones, en base a un código de deberes, signados por la solidaridad, la justicia y la libertad, en el cual lo principal sea el hombre-humano y su derecho a la vida-verdadera y no a esta farsa-muerte a los que nos han acostumbrado.
14.-
A esa hora estaremos en la Venezuela de todos los empeñados en construir un mundo en el cual predomine la construcción por encima de toda destrucción y toda distracción llamada a ocultarla. Si de algo tiene que alejarse la humanidad es de los monstruos dispuestos para su liquidación. No es verdad que exista un par de ejes y que uno es bueno y otro malo. Toda búsqueda de hegemonía apunta hacia la guerra y lo único cierto e irrebatible es que la humanidad sigue impulsada hacia la destrucción. Esta Venezuela es muestra de este terrible acontecer que amenaza con aplastar cada vez más la sociedad supuestamente de humanos que no terminan de demostrar su verdadera y definitiva naturaleza.
15.-
A lo largo del llamado período democrático y en el actual las maquinarias dirigentes han utilizado el voto como entidad manipuladora. En ningún caso se toma en cuenta ese instrumento como posibilidad para poner en vigencia la voluntad mayoritaria de la población. Lo que importa es el ejercicio del engaño. Poner al colectivo al servicio de los dueños del voto que han sido indistintamente miembros del oficialismo o la oposición. En el caso venezolano no se trata hoy de continuar jugando al voto.El colectivo, por encima del efecto manipulación que actúa de lado y lado, ha tomado la consciente determinación de no votar mientras persista el esquema autoritario-tiránico. Esto lo dejó claramente establecido el 04D-05. Y de este modo se enfrenta a los poderes-dueños de las maquinarias electorales para hacerles ver su decisión de no aceptar más control-manipulación. Una acción que los propietarios del voto tratarán de revertir por todos los medios.
16.- Es
to comporta una importante crisis. Si no se produce el muro de las negociaciones-acuerdos electorales para la relegitimación de la destrucción que adelanta este régimen, se abriría una vía más expedita para que el colectivo organizado se convierta en el verdadero actor de su propia historia. Sobre esta temática versa el proyecto contra la destrucción y por la reconstrucción de Venezuela que adelantan la Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual de la UCV.La tarea es larga, difícil, comprometedora. Pero es la única manera, no violenta, de enfrentar la tiranía abiertamente anunciada por el GP, en su condición de jerarca de todos los poderes y hasta del futuro de los venezolanos. El 11A-02 se inicia el período de la revolución a paso de destrucción. El oficialismo y buena parte de ‘las oposiciones’ tienen ahí su militancia. El colectivo comienza actuar hoy y actuará mañana en función de la reconstrucción de este ex país a paso de democracia y libertad.


2 comentarios:

larense dijo...

Saludos, Prof. Muñoz. Contundente artìculo-compendio-històrico de nuestra realidad polìtica inmediata. Sus criterios van a la par de los nuestros y somos, desde aquì en nuestro lar, eco de estas ideas entre nuestros conocidos y amigos.
Un fraternal saludo.
Paolo Gallo

Anónimo dijo...

Compartimos totalmente la descripción de lo que sucede en nuestro pais y la forma como poder salvarlo. Ojalá estas ideas puedan llegar a todos los venezolanos.
saludos