domingo, febrero 18, 2007

DEL ESPIRITU DE LA NATURALEZA



Materiales para la reflexión

Nuestra era es retrospectiva. Construye los sepulcros de los antepasados. Escribe biografías, historias y críticas. Las generaciones anteriores miraban cara a cara a Dios y a la naturaleza; nosotros lo hacemos a través de sus ojos. ¿Por qué no habríamos de entablar también nosotros una relación original con el universo? ¿Por qué no habríamos de tener una poesía y una filosofía que sean fruto de nuestra propia visión y no de la tradición, y una realidad que nos sea revelada a nosotros, en lugar de ser la historia de la revelada a ellos?

Cobijados por un tiempo en la naturaleza, cuyas corrientes de vida nos circundan y atraviesan, y merced a los poderes que nos confieren, nos incitan a realizar acciones conmensurables con ellas ¿por qué avanzar a tientas entre los huesos resecos del pasado y convertir a la generación viviente en un desfile de máscaras con su descolorido vestuario? El sol brilla también hoy. Hay en los campos más lana y más lino. Hay nuevas tierras, nuevos hombres, nuevas ideas. Demandemos nuestras propias obras y leyes y cultos.

RALPH WALDO EMERSON*

* El espíritu de la naturaleza. Buenos Aires, Errepar, 1999, p.11-12.


1 comentario:

Josefina Weidner dijo...

¿Cómo nos metimos en este laberinto si estudiamos viendo la cara de Dios en nuestros actos? ¿Por qué debo aceptar lo que decide un Ministro de Educación que de Sabaneta se enterró en las montañas andinas y se ideologizó en lo que yo no acepté, y ahora me lo debo calar como expresión de todo lo que detesto desde joven y con leyes que son sepulcros que ya consideraba enterrados hace siglos. Mi padre era alemán y estuve en la caída del muro de Berlín, por estos señores debo verlo construir en mi país como resurreccción de lo que vi caer por siempre y que no renacería jamás. Comparto lo que dice en el trozo introductorio sobre Emerson pero ni cuando naci en 1952 me sentí tan rodeada de gente mala, estancada, mal intencionada, de mal gusto e ignorante, como que Dios me tuviera una lista de todo lo que detesto y por lo que luché no se instaurara en mis años universitarios luchando y yendo abiertamente, nunca he conspirado ni se lo que es eso, como dirigente estudiantil, y ahora debo "aceptar" en MI PAIS, no acepto quer me apliquen el váyase si no le gusta, váyase Ud. que sinceramente es minoría si la verdad se dijera en este mundo, y cñalese en Cuba su vaina, que la buscó toda la vida, YO SOY VENEZOLANA y tengo tanto derecho como Ud. a vivir por lo que luché, porque ni adecos ni copeyanos me exigieron humillarme ante ellos, menos una sarta de carajos que salen de la ultratumba de la mediocridad y son seguidos por una minoría que acepto por ser tan venezolanos e hijos de Dios como yo, pero pòr ideología. Explíquenme por qué un nieto mio debe aprender lo que yo no acepté en 1969, ni me obligaron a aceptarla, y eso que era la moda, y ahora deben aprender de instructores extranjeros que confunden la l con la r. Fíjense que hasta el queso blanco llanero no se consigue, los aragüaneyes no florean, hay sequía...Símbolos son símbolos y por ahi empieza la naturaleza a cobrar su equilibrio violado. Josefina Weidner