viernes, julio 28, 2006

HAMAS Y HEZBOLLA ¿TERRORISMO GLOBALIZADO?


HOY CRECE LA MUERTE y se siente cada vez menos aflicción. Los grandes poderes hicieron de la masacre algo cotidiano y necesario. El pesar por el avance de la destrucción en el Medio Oriente mañana desaparecerá. Otra vez la confrontación ocasionada por la búsqueda del dominio que garantice la hegemonía. De allí la invasión para que la ‘civilización’ logre su plena realización.

Un ejercicio milenario con actos importantes, como las invasiones de ‘los bárbaros’, o la acción de aquel Estado e Iglesia hermanados para aplicar el terror sobre lo que van a llamar ‘América’ y liquidar más de 20 millones de seres, a quienes se les negó condición de gente, para poder imponer su sociedad de ‘verdaderos hombres’. Hoy se esgrime el mismo juego, para determinar entre ‘civilizados’ y ‘bárbaros’ quien tiene mayor capacidad de terror-muerte-destrucción.

A esta hora el capital-imperialismo está lanzado, aliados en mano, hacia la invasión que le permita aumentar el fuego contra Hamas y Hezbolá y masacrarlos hasta el exterminio. Sólo el ‘terrorismo civilizado e imperialista’ tiene carta de vida y ciudadanía. Y esto es algo que entienden los aliados europeos. Por ello están dispuestos a sumar sus fuerzas a las del bloque USA / Israel. Con el terror se abrirá camino para mantener el dominio sobre la zona energética. No se permitiría que esos ‘bárbaros’ sigan utilizando el petróleo como arma de lucha política y se controlaría los pasos terroristas de Irán y Siria.

PERO ESTE AVANCE IMPERIAL sobre “los bárbaros” se encuentra con el obstáculo de la enorme fuerza que nació del propio capital-imperialismo y que se convierte ahora en agente de su propia destrucción. Es la globalización producto de la informática-alta tecnología que ‘acelera’ al máximo el capital financiero, que tiene en el terrorismo su mayor arma de combate-expansión.

En muchos casos se pretende poner una causa religiosa antes que la económica y política como manera de ocultar el camino del terror globalizado que cuenta con múltiples agentes en las propias esferas del capital-imperialismo. Ambos componentes actuaron en la operación contra las Torres Gemelas. De modo que masacrar a Hamas y Hezbolá es difícil tarea. Al-Qaeda vive y actúa.

EL PANORAMA ES DESGARRADOR. Oscuro. ¿Hacia cuál nivel de destrucción nos aproximamos? Aquí, al parecer, ni siquiera caemos en cuenta de que estamos ante un régimen autoritario-totalitario que juega a la militancia en una de las partes del terrorismo. Esta es una hora de emergencia mayor para este ex-país. De intentar salvar lo que nos queda de Venezuela.

Y el problema va más allá de la distracción-engaño de las primarias, las condiciones ya negociadas o la tal campaña para el triunfo del GP en 03/12. Se nos quiere afiliar a uno de los bloques de la guerra en marcha con la idea de lograr el liderazgo que no tienen los ‘aliados’ de Rusia y China ¿Qué nos espera entonces? Sobre este tema debatiremos este lunes 31 a las 6 pm en la Sala ‘E’ de la UCV cuando presentaremos nuestros dos últimos libros: La Maisantera Chávez: Habla Luis Vaderrama y Del Proyecto al Proceso: Habla Joel Acosta Chirinos. Dos testimonios para el debate de este tiempo de invasiones, masacre-terrorismo y proyectos de porvenir. abm333@gmail.com

2 comentarios:

pankarta dijo...

Galeano pregunta

Pablo Mora




¿Hasta cuándo las ideas serán pisoteadas?
Fidel Castro

¿Hasta cuándo los horrores se seguirán llamando errores? ¿Hasta cuándo el secuestro de un soldado israelí podrá justificar el secuestro de la soberanía palestina? ¿Hasta cuándo el secuestro de dos soldados israelíes podrá justificar el secuestro del Líbano entero? ¿Hasta cuándo seguirán los palestinos y otros árabes pagando crímenes que no cometieron? ¿Hasta cuándo nos seguiremos creyendo el cuento del agresor agredido, que practica el terrorismo porque tiene derecho a defenderse del terrorismo? ¿Hasta cuándo se podrá seguir exterminando países impunemente? ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando que la tortura se siga legitimando, como hizo la Corte Suprema de Israel, en nombre de la legítima defensa de la patria? ¿Hasta cuándo el gobierno israelí seguirá ejerciendo el privilegio de ser sordo? ¿Hasta cuándo las Naciones Unidas seguirán actuando como si fueran otro nombre de los Estados Unidos? ¿Hasta cuándo seguirá corriendo la sangre para que la fuerza justifique lo que el derecho niega? ¿Hasta cuándo seguirá valiendo diez veces más la vida de cada israelí? ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando, como si fuera costumbre, la matanza de iraquíes, en una guerra ciega que ha olvidado sus pretextos? ¿Hasta cuándo seguirá siendo normal que los vivos y los muertos sean de primera, segunda, tercera o cuarta categoría? ¿Hasta cuándo seguiremos creyendo que eso basta para probar que un país es un peligro para la humanidad? ¿Quién maneja el peligrosímetro universal? ¿Habrá sido Irán el país que arrojó las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki? ¿Hasta cuándo los medios de comunicación seguirán siendo miedos de comunicación? Esta matanza de ahora, que no es la primera ni será, me temo, la última, ¿ocurre en silencio? ¿Está mudo el mundo? ¿Hasta cuándo seguirán sonando en campana de palo las voces de la indignación? ¿Hasta cuándo seguiremos siendo antisemitas los críticos de los crímenes del terrorismo de Estado? ¿Hasta cuándo aceptaremos esa extorsión? ¿Son antisemitas los judíos horrorizados por lo que se hace en su nombre? ¿Son antisemitas los árabes, tan semitas como los judíos? ¿Acaso no hay voces árabes que defienden la patria palestina y repudian el manicomio fundamentalista? ¿Hasta cuándo seguiremos ignorando que todos los terrorismos desprecian la vida humana y que todos se alimentan mutuamente? ¿No es evidente que en esta guerra entre Israel y Hezbolá son civiles, libaneses, palestinos, israelíes, quienes ponen los muertos? ¿No es evidente que las guerras de Afganistán y de Irak y las invasiones de Gaza y del Líbano son incubadoras del odio, que fabrican fanáticos en serie? Somos la única especie animal especializada en el exterminio mutuo. Destinamos dos mil quinientos millones de dólares, cada día, a los gastos militares. La miseria y la guerra son hijas del mismo papá: como algunos dioses crueles, come a los vivos y a los muertos. ¿Hasta cuándo seguiremos aceptando que este mundo enamorado de la muerte es nuestro único mundo posible?

http://www.lanacion.com.ve/noticias.php?IdArticulo=38751&XR=1

http://www.poesia.org.ve/cuenta.php?codigo=3403&categoria=

pankarta dijo...

Especial Fidel (4)

Aurori Vari — Varios Autores



--------------------------------------------------------------------------------

La hora de la esperanza

Pablo Mora




"¿Hasta cuándo las ideas serán pisoteadas?"
(Fidel Castro)





En esta noche aciaga que cruzamos, en esta encrucijada de misiles y de cruces, soñemos junto al sueño de la mar. Pulsemos el tamaño del dolor ajeno.
Preguntémoselo al mar que el mar lo sabe. En esta noche fría, noche propicia, creadora, amiga, contamos con dos alas: con la noche y con el mar. Mientras la llama roja de la fe flamea, mientras el fuego azul del horizonte espera, invita a la bandera a batallar. Renazca, entonces, la cena que recrea y enamora, lejos de la antigua cena miserable. Tirémonos al mundo. Añadamos, por fin, algo al mundo. Acerquémonos todos a la vida, al parentesco que a las costas de la divina antigüedad nos ata. ¡Pidamos todo el corazón del mar para la paz! Alejémonos de las cosas, pongamos un mar de por medio, para ver las cosas de cerca. Antes que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Sobre la cresta de la ola a merced del mar bogamos todavía, cumpliendo tiempos, soles irreales, espejismos. A pedirle a la luz que nos espere. A reprocharle al alba su tardanza. A correr el peligro de la vida. A abrazar el asombro de la muerte. Hasta sabernos vivos sobre el mar. A preguntar si la palabra sirve, si sirve para algo la alegría, si en el mundo no quieren a los tristes, si creen las espigas en el hombre, si tienen los milagros descendencia, si es cuestión de vivir contra morir.

Barco de larga travesía, ola lenta de fuertes resonancias, cabalga el hombre a pelo sobre el mar, el hombre en el Pegaso de la mar, cabalga que cabalga las estrellas a caballo en los crines de la mar. El mar rodea la ceniza del hombre, golpea, solloza, canta, reclama lo suyo; con terrible bramido lo ciñe y espera su regreso. El mar no está en la orilla, está en el hombre, en el paladar, en la mirada, en la pisada de molusco y ola. Pájaro de sol, de sal, escapado de un sitiado fervor, de las extrañas islas de la noche.

Siempre habrá de haber tiempo para un orden nuevo. No en balde Guilio Girardi, eminente ex sacerdote, ex observador experto del Concilio Vaticano II, filósofo y teólogo de la liberación, pensador y militante comprometido con los procesos de transformación y las luchas de los pueblos en América Latina, líder del Movimiento Cristianos por el Socialismo, suspendido a divinis en 1977, "cristiano sin Iglesia", nos enfatiza en que "la paz no consiste en la tranquilidad del orden existente, sino de un orden nuevo mediante la acción solidaria de los hombres... En este sentido, la paz pasa a través de la revolución, la revolución integral tiende a realizar una humanidad nueva... No es cuestión de explorar la tierra nueva, sino de crearla... Es la hora de la creación, de la esperanza y del riesgo... La hora de asumir personal y comunitariamente el riesgo de la aventura humana y afrontar con fortaleza la eventualidad del fracaso... Solo una tierra distinta hará menos increíble el cielo".


Pablo Mora
Profesor Titular, Jubilado, UNET
San Cristóbal, Táchira, Venezuela
WEB: http://www.poesia.org.ve — http://www.poiesologia.com


--------------------------------------------------------------------------------

Cuba sigue andando

Pablo Mora




"¿Hasta cuándo seguiremos aceptando
que este mundo enamorado de la muerte
es nuestro único mundo posible?"
(Eduardo Galeano)





Reivindicando la memoria del Apóstol José Martí, la Revolución, fincada en la concepción independentista de Martí, ha ido yendo, mirando lejos y actuando en consecuencia, puesto que un principio justo desde el fondo de una cueva puede más que un ejército. El verdadero hombre, el verdadero pueblo, no miran de qué lado se vive mejor, sino de qué lado está el deber, de qué lado el devenir de la utopía, es decir, del sueño. De este modo, la Revolución Cubana ha despertado la conciencia latinoamericana y la del mundo, ha enseñado a ver, a pulsar las grandes injusticias, los grandes ideales, a considerar las grandes patrañas o mentiras.
A punta de limpia resistencia, Cuba ha sido capaz de vencer el bloqueo genocida y la guerra económica a partir del histórico aldabonazo de aquella célebre mañana de Santa Ana, con el asalto al Moncada. A pesar de que el oportunismo imperial pretendió propinar el golpe de gracia a la Revolución, apoyado en su rapaz legislación, luego del derrumbe del campo socialista en Europa y la desintegración de la URSS, Cuba, faro que traza porvenires, profundizó aceleradamente los conocimientos, la cultura general y la conciencia pública de puertas adentro y de cara al mundo, siendo su mayor aporte a la humanidad su propia Revolución, claro ejemplo de defensa de los valores humanos para los seres más humildes en su justiciero afán de libertad.

Cuba ha confirmado, desde estas tempestades del Caribe, entre la furia del viento y del mar, que sabe que es posible soñar, que el sueño forma parte de nuestra realidad tropical, consecuencia legítima de la genuina utopía concreta. En su permanente defensa de la cubanía, enarbola, profundiza y perfecciona el respeto y la comunicación con el pueblo de modo participativo, la convicción de que la transformación social radica en la capacidad del hombre para transformarse a sí mismo, transformando su entorno.

Su continua solidaridad mundial es más que ejemplar. Incontables las tierras adonde los cubanos a tiempo han acudido a hacerle frente a una peste, un huracán, un terremoto, un agravio, una sinrazón, una agresión, un abuso, una usurpación. Viet Nam, el Congo, Bolivia, Mozambique, Tanzania, Armenia, Angola, Nicaragua, Granada, Zimbabwe, Gambia, Nigeria, nuestro Vargas, bien lo saben.

La alfabetización abrió su desarrollo cultural. Allí, cultura y nación forman binomio indisoluble. Su ámbito artístico revela el mundo mágico latente en su cotidianidad. La tradición popular refleja su acendrado mestizaje sustancial. El milagro de la isla delata su destino proyectado hacia la futuridad. Totales los vínculos con los sueños amerindios, con la dimensión humana de nuestra latina espiritualidad. De amanecer a amanecer, Cuba investiga, crea, produce, absorbe lo mejor, mientras, en esperanza abierta, defiende sus conquistas, sus sueños e ideales.


Pablo Mora
Profesor Titular, Jubilado, UNET
San Cristóbal, Táchira, Venezuela
WEB: http://www.poesia.org.ve — http://www.poiesologia.com


http://freeweb.supereva.com/archivocubano/especial_fidel.html?p