sábado, enero 26, 2008

DEL PUNTOFIJISMO AL PUNTOFARC


Entonces lo beligerante e insurgente fue el Pacto de Nueva York devenido en Pacto de Punto Fijo, para crear una democracia de nombre cuyo contenido se vuelve ficción, engaño y podredumbre.

Aquí no ha habido ni hay democracia. Y esto es lo que explica precisamente la existencia hoy de una república tomada por la monstruosidad oficialista y la que corresponde a ‘las oposiciones’ y que da origen a un proyecto que le lleva hoy a identificarse con la “política revolucionaria” adelantada por las FARC. De esta manera se pone a distancia el discurso-acción del ‘cambio revolucionario’ y se le abre campo a la ‘revolución FARC’.

UNIDAD PARA ACUERDOS Y REPARTOS

A lo largo de estos 50 años ha prevalecido aquí la unidad de intereses que teórica y prácticamente se contraponen, pero que terminan en acuerdos para los repartos correspondientes. Por lo menos desde 1957, cuando se avanza en la tarea de y por el derrocamiento de la dictadura que encabeza el general Marcos Pérez Jiménez, subsiste el objetivo del reparto entre las fuerzas beligerantes.

El 23 de enero del 58, las ‘fuerzas fundamentales de la sociedad’, en común acuerdo con el ‘imperio’, producen las condiciones en las cuales se derroca un régimen que no garantizaba la estabilidad-gobernabilidad y una equilibrada distribución de la renta petrolera.

De modo que no fue el grito y las piedras de los barrios lo que pone fin al régimen dictatorial. La decisión del Norte estaba tomada. Pero las fuerzas que estaban conspirando no salieron a tomar posiciones de lucha. Dejaban que actuara el contexto que adelantaba la protesta de calle.

A favor de los grupos insurrectos actúa el propio MPJ, quien explica (ABM, Habla el General. Caracas, 1983.) que no combatió a los insurrectos porque quiso evitar derramamiento de sangre. Y prefirió negociar su salida del país. La ‘Vaca Sagrada’ encendió sus motores. Y cuando la comitiva, bajo la coordinación del Mayor Manuel Azuaje, llegó a La Carlota, sólo faltó la banda interpretando las gloriosas notas del Himno Nacional.

De inmediato comenzó a ejercer gobierno el Pacto de Punto Fijo. El reparto del botín, que recién cambia de manos, se hizo con la idea del equilibrio y con el cuidado de no darle beligerancia, entendida como legalidad o espacio de poder al comunismo.

La ascendencia y el trabajo del PCV por crear una democracia burguesa que sirviera de marco para el desarrollo de una política dirigida hacia la revolución de los explotados, debía ser utilizada pero marcando diferencias con la misma.

Eso queda claramente expresado por Betancourt al tomar posesión de la presidencia el 13/02/59: quedan excluidos de las responsabilidades de gobierno el PCV porque su filosofía política no se aviene a la democracia.



REVOLUCIÓN CUBANA Y ALIANZA PARA EL PROGRESO

La aparición de la ‘Revolución Cubana’ introduce importantes cambios en el cuadro de la política latinoamericana. La proposición apunta hacia la toma del poder por parte de los ‘revolucionarios’. El llamado a formar otros ‘territorios libres’ tiene asidero y aceptación a lo largo de un subcontinente asediado por todas las carencias y miserias.

El ‘imperio’ respondió con la política de la ‘Alianza para el Progreso’ que se propone enfrentar el atraso y sus males que comportan un terreno propicio para el desarrollo del proyecto de la ‘revolución continental’.

En abril del 60 surge aquí el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), como una división de Acción Democrática, el partido eje del gobierno. Se establece entonces una ‘alianza revolucionaria’ que incluye a una buena parte de la juventud de Unión Republicana Democrática (URD), partido que junto con COPEI completan la estructura burocrática gubernamental.

DE LA LUCHA ARMADA A LA LUCHA ELECTORAL

Este ‘bloque revolucionario’, con la mirada puesta en el espejo cubano, que le da a las guerrillas el impulso que no le da Colombia, asume el camino de la lucha armada para la toma del poder. A fines de los 60 estaba consumada su derrota.

Y esas huestes de ‘la insurrección’ regresaron progresivamente a la vida de la política beligerante con puestos en la democracia del voto y espacios para su prédica revolucionaria, siempre y cuando se desplegara en el marco del respeto a la constitución y leyes de la república.

La ficción de democracia nacida en 1958, basada en el pacto-negociación que tiene como epicentro el reparto de la renta petrolera, manifiesta ahora su capacidad para albergar en su seno a unos ‘revolucionarios’ que a lo largo de una década sólo demostraron que eran capaces de cohonestarla y convalidarla.

La pacificación, iniciada a fines del gobierno de Leoni y desarrollada en el de Caldera, sirve para catapultar los proyectos revolucionarios como herramientas del cambio social. Y en este sentido y dirección encontramos al conservador político exaltando el propio 4F-92.

Posteriormente queda evidenciada su conexión con ese movimiento. Y no sólo se le ofrece al jefe de los golpistas que sea el continuador en la presidencia (ABM, Habla el Ctte. UCV, 1998, p.82) sino que en marzo del 94 se le otorga sobreseimiento (que no indulto) a todos los golpistas. A manera de hipótesis puede sostenerse que Caldera simplemente fue utilizado y luego enfrentado por el golpista candidato a la presidencia.

UN GOLPISTA PRESIDENTE CON EL
VISTO BUENO DE USA

Hemos sostenido que el golpista se hace presidente con el visto bueno-acuerdo con USA. De allí viene la aceptación y la propia visa a cambio de mantener una política neoliberal disfrazada de revolucionaria (Ver Introducción a Chávez me utilizó. Habla Herma Marksman. UCV, 2004, y El Preso de Opinión. Habla el Gral Usón. UCV, 2007). Pero esta política cambia cuando ‘el proceso’ percibe que ‘el imperio’ desconfía de sus posibilidades de mantener la gobernabilidad y la estabilidad.

A partir del 15Ag.-04, ‘la revolución bolivariana’ toma el camino del modelo cubano. Y se espera que esta vez el espejo sirva para mirar el triunfo. El ‘neo-imperio revolucionario’ será el encargado ahora de ayudar al desarrollo de esta nueva experiencia que asume además el socialismo del siglo XXI, que no el fracasado de las décadas anteriores.

ANTE EL PLAN COLOMBIA LA INSURRECCION PUNTO FARC

Pero ante un Plan Colombia que tiene el cometido de limpiar la región de insurgencia, la ‘revolución bolivariana’ se siente obligada a ampliar sus dominios-espacios. Y por ello reconoce públicamente que el proyecto FARC y el de ‘esta revolución’ es el mismo.

Es la espada de Bolívar recorriendo la América Latina para sembrar la revolución. Se impone, en consecuencia, limpiarle el rostro a una guerrilla que desde hace mucho tiempo pone en entredicho lo que es una conducta revolucionaria.

El pedido entonces es para que se desaparezca la condición-calificación de terroristas, que puede ser válido en un mundo en el cual está bien extendida y aprovechada la práctica del terror. Pero nadie se puede explicar como se llega a pedir beligerancia (legalidad, aceptación como interlocutor político válido) para las FARC si no se tiene en cuenta que el GP necesita juntar muchas ‘fuerzas revolucionarias’ para garantizar la pervivencia de la suya.

Este es el terrible colofón de una democracia que no pasó de la ficción, que sirvió para acentuar todos los males acumulados por esta sociedad a lo largo de 200 años de ignominia y de terror.

HACIA LA REPÚBLICA DE LA ESPERANZA

Hoy, y quien lo dude sufre de profunda miopía, este ex país está siendo conducido hacia una confrontación interna y externa que nadie sabe dónde puede conducir. Lo que está claro también es que llegó la hora del deslinde con 50 años de ficción de democracia y trampa de revolución, con 50 años de miseria y usurpación, y con quienes los representan, los negociantes que operaron el 03D-06 o el 02D-07, para mantener con vida y triunfante a su par monstruo y al monstruo mismo que trata de avanzar por todas las vías en defensa de su perverso botín petrolero. Dos instancias que representan la Venezuela de la Destrucción. Se trata hoy de poner a andar La Tercera Venezuela o República de la Esperanza.

Nota: Cátedra Pío Tamayo. Lunes 29-01-08, Sala “E” 6 pm. Segundo Encuentro con el General Usón. Caracas, 2008. abm333@gmail.com

3 comentarios:

Juan Mendizabal dijo...

Dejo este mensaje por si estan interesados en el intercambio de enlace de texto en forma reciproca

http://intercambiodeenlace.firstposition.info/
http://tus-links.com.ar

parapiti pora dijo...

Les envío este artículo publicado en El Mercurio Digital para que vean que en todas partes de cuecen habas:


EL PUNTOFIJISMO PARAGUAYO Y LOS REPRESORES DE STROESSNER
(Luis Agüero Wagner, Asunción)

Rómulo Betancourt, Rafael Caldera y otros políticos venezolanos, reunidos en la quinta de Caldera en Caracas de nombre Punto Fijo, firmaron antes de las elecciones venezolanas de 1958 en las que sería electo Betancourt, un pacto para repartirse los dividendos del poder político en Venezuela. El objetivo proclamado del pacto era conseguir la sostenibilidad de la recién instaurada democracia, mediante la participación equitativa de todos los partidos en el gabinete ejecutivo del partido triunfador.
El derrocamiento del dictador venezolano Marcos Pérez Jiménez no concluyó inmediatamente en un régimen civil democrático y en la salida de las Fuerzas Armadas de la política.
Adicionalmente no todas las tendencias que derribaron a Pérez Jiménez querían instaurar un régimen democrático y seguían prefiriendo un gobierno de las Fuerzas Armadas al que calificaban como “desorden” democrático del trienio 1945-1948. Durante el año 1958 se llevaron a cabo varios intentos de Golpes de Estado contra la Junta de Gobierno.
Esta coyuntura dio la excusa perfecta a políticos corruptos que alegaron para sus contubernios peligros concretos de una regresión militar que hacían perentoria la formación de un Frente civil para encauzar el camino a la normalización democrática. Un escenario parecido se dio en Paraguay cuando el presidente electo por vía de un fraude en las primarias del Partido Colorado, Juan Carlos Wasmosy, y el titular del principal partido opositor, Domingo Laíno (que tenía una larga historia ocultada de colaboración con el dictador Stroessner), firmaron un pacto de gobernabilidad en la década de 1990.
Esto derivó en la interpretación de la praxis política hoy en boga en Paraguay, de que la democracia es una simple repartija de posiciones en la burocracia estatal entre caudillos de las diferentes fuerzas políticas, lo cual facilita al partido oficialista –con 61 años en el poder- sostener su andamiaje mercantilista comprando los opositores que necesarios fueren. Si un opositor deserta de su función de colaboracionista, siempre hay otro dispuesto a ocupar su lugar.
Esta semana el presidente del Senado paraguayo, dirigente del partido que apoya al obispo Fernando Lugo, se atrevió a levantar su voz de protesta solo porque perdieron sus empleos 74 de sus lacayos en la burocracia de la Justicia Electoral, órgano dirigido por un reconocido operativo de la policía política del Tiranosaurio Stroessner.
Otro de los principales partidarios del obispo Fernando Lugo, autoreferenciado como luchador contra la dictadura pero más conocido por ebrio consuetudinario, el dirigente luguista Nils Candia, se apersonó a dar el apoyo moral de su partido al mismo represor de la dictadura contra la que supuestamente luchó, el ministro del supremo tribunal electoral Juan Manuel Morales en su mismo despacho, cuando estaba de por medio el cobro del dinero de un subsidio electoral a su partido.
Bajo ningún punto de vista son casos aislados estos espaldarazos de los partidarios del obispo Fernando Lugo a represores que prestaron servicios a la dictadura, considerando que un documental del partido luguista Tekojoja presentó en la semana pasada al ex policía Alcibades González Delvalle como un gran referente de la lucha social en Paraguay, a pesar de ser bien conocida su impecable y meteórica trayectoria en filas de la policía del dictador Stroessner, donde actuó con honores y fue ascendido por méritos propios varias veces en una época en la que los cuadros represivos no promovían a cualquiera.
La bancada mercenaria que lidera otro seguidor del obispo, el diputado Blas Llano, a su vez, es responsable del aumento en alrededor de 30 millones de dólares en presupuestos de ese mismo organismo que este año se repartirán las clientelistas burocracias partidarias de la oposición con sus cómplices del partido gobernante.
También podemos citar como cómplices a los partidarios del obispo agazapados en los medios de comunicación, que presentaban al Tribunal Electoral (previo cobro de publicidad oficial) como un impoluto templo de paz celestial hasta que desavenencias en su seno derivaron en un gran escándalo político en Paraguay. No es de extrañar que se pacten inicuos contubernios entre la prensa y el oficialismo en Paraguay, donde los medios de comunicación que lideran el mercado como ABC color siempre mantuvieron una coherente línea editorial de apoyo a Videla, Pinochet, Stroessner, Oviedo y hoy al obispo Fernando Lugo
Más recientemente se supo que un líder opositor que se presenta como guevarista, pero se le conoce como financiado por George W. Bush, Camilo Soares, recibe permanentes llamadas telefónicas secretas del represor que dirige el proceso democrático paraguayo para realizar en la penumbra misteriosos pactos telefónicos. No es extraño este contubernio entre un partido que multiplica varias veces el número de afiliados en votos dentro de un medio donde invariablemente sucede lo opuesto, especialmente considerando la facilidad con la que se manipulan resultados para favorecer a los amigos y más aún, si estos gozan del favor de la Inter American Foundation manejada por Bush, la National Endowment for Democracy, USAID y el Plan Umbral cuyos dólares distribuye alegremente el embajador James Cason, como el caso de Soares.
Duele decirlo pero hay que decirlo; este es el desolador panorama que nos presentan quienes aparecen como alternativa de cambio en esta comarca, muy atinadamente definida por un filósofo contemporáneo como “Pais de Maravillas”.

. LUIS AGÜERO WAGNER

Lucas Blanco A dijo...

LOS LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL

El frenesí por lograr un Monopolio Mercantil Mundial, que solo beneficie a los grupos económicos que componen el Corporativismo Inglés, ha llevado a estos, a dirigir secretamente el crimen organizado por más de dos centurias en el mundo. Estas organizaciones criminales se encargan de incentivar en todo ámbito, la pobreza y la delincuencia; para que abunden sectores sociales víctimas de estos flagelos y otros consecuentes, como la guerra y la droga.
El fin es inducir en estos sectores afectados el anhelo de vanas ideologías, con sus falsos redentores; estas mismas organizaciones criminales procesan, dirigen y promueven estos líderes “salvadores”; la creación de este contexto es para poder aprovecharse de las libertades, reivindicaciones y derechos de los desposeídos y desadaptados, para usarlos como justificantes; que impulsen el caos, destrucción y despejes de espacios, que puedan llegar a ser competitivos y contrarios a los intereses monopolistas del Corporativismo Inglés.
Esta Alianza Inglesa domina el mercado mundial desde hace siglos, ella financió con tales fines la aparente revolución francesa y las supuestas independencias americanas. No es Inglaterra quien actualmente gobierna el mundo, se trata de una TESTAFERRA, la llamada Corporación Británica. Esta se apoderó de Inglaterra después de difundir momentánea y falsamente que Napoleón ganó en Waterloo; así lograron bajar las acciones y se apoderaron de la economía de Londres. Ya dominados Francia y España, incitaron con ideas, préstamos, pertrechos y tropas, las falsas independencias de sus colonias; ya, especiosamente lo habían logrado en EEUU. De la economía de Europa se apoderan en su reconstrucción (Plan Marshall), principal fin de la II Guerra Mundial.
Hoy dirigen mediáticamente la diatriba de derecha e izquierda, antisemitismo y sionismo etc., sus grandes negocios de la explotación de pobreza, inseguridad, banca, droga, e industria bélica, es la fuente de su poder. Todo ha sido dirigido a través de sectas secretas, que en las “independencias” también obedecían a Londres y era la afiliación común de “Los Héroes Emancipadores”. Dichos LÍDERES Y HÉROES DE PAPEL hoy se multiplican en diferentes países e instituciones; el fin es el embaucamiento de las mayorías; para despojar a las diferentes naciones de sus bienes y servicios, manipulándolos hasta el caos o destrucción total del orden actualmente establecido en ellos; para instaurar un Nuevo Orden Mundial; donde solo la Corporación Británica tenga las preeminencias.
Puede corroborar, este esbozo, en los diferentes libros y escritos de esta web:
www.lucasblancoacosta.com