lunes, enero 01, 2007

FERNANDO BELLIDO / HAGANLE SITIO


A las palabras con las que quisimos cerrar el año concluido e iniciar el que vendrá, nos respondió casi de inmediato Fernando Bellido, poeta de Granada, y portador de un corazón que entrega como arma infalible de amor para transformar la muerte que nos han dejado enastada en el pecho, en la vida que será.

Agradecemos altamente a Fernando su respuesta. Y en este primer día del año queremos traerla a la página frontal, Esos versos ya los conocíamos porque su gentileza nos los había hecho llegar en octubre del 2006. Entonces sostuvimos un intercambio de correos que reproducimos aquí, junto al poema, porque estamos convencidos de que sólo este tejido de ilusiones, esta estampida de deberes, estos lazos de fraternidad, que se encuentran y nutren sólo de la conciencia de lo que somos, del arraigo del paisaje en nuestras pupilas, de la potencialidad del sueño sobre la realidad, de la ilimitada capacidad que tiene el hombre de convertirse en artífice de sí mismo y de un mundo que tenga su exacta medida, podrá al fin ir señalando el verdadero deslinde con todas las formas de muerte, para ir abriendo raudaloso los cauces de un vivir en tiempos de humanidad.

mery sananes

HÁGANLE SITIO

señores de la guerra
no cuenten los muertos
ni los llantos
ni los esclavos

600 mil, tres millones
cien mil al día
miles de millones o
seguimos contando...

señores cómplices
no sigan vendiendo
no sigan comprando
el último misil
la última tecnología mortífera

no sigan acumulando
dinero, riqueza

señores mandatarios del engaño
que
se venden
al
más adinerado postor
para
traicionar
al pueblo, para
amasar riquezas
corromper la información y
aniquilar
toda forma de vida que
entienda la vida

señores
traigo
el arma más sofisticada que
imaginarse pueda

traigo aquí
señores
el arma del amor




no la compren
no está en venta, pero
va a ser usada

para que Uds. vean cómo
se mueve el mundo
como una mota de polvo en
el cosmos

cómo el amor
estalla
explosiona y
se expande

cómo ramifica
los océanos
las colinas
los volcanes
los arrecifes y
se expande
entre los musgos
el corazón de los amaneceres y
siembra caricias entre los caídos
entre
los muertos y
el refulgir de
la aurora

traigo aquí
señores
un arma letal que
difumina el núcleo atómico de
los opresores, para
dar cabida a
los oprimidos
los engañados
los desalojados, traigo

al pueblo entero
al ser despierto, traigo

la revolución
al ser humano traigo, y
traigo
la alondra, la golondrina
el jilguero, el ruiseñor, traigo
la espiga, la flor
la roca, el arroyo
el arrullo, la nana
el viento, la brisa
la danza, la sonrisa
el canto entero, traigo

qué más traigo, señor...

traigo el amor endorso
en costado, enfrente, el amor
en sentir
en clamor
en almácigo
en espiga
en tibio clamor
en galopante
inconmensurable clamor

el mundo entero traigo aquí
con su universode amor
délen forma
cabida, entuerto y
háganle sitio, que
en él
habrá sitio
para todos

Fernando Bellido.Granada, Octubre-2006.
http://es.geocities.com/mas_articls/otros_articls_y_enlacs



Ojalá, Fernando, le hagamos sitio. De acuerdo estoy contigo con que tenemos el arma más sofisticada que pueda haber. Y que ella es capaz de mover el mundo como una mota de polvo en el cosmos. Estoy de acuerdo, contigo, Fernando que es un arma tan letal que es capaz de difuminar el núcleo atómico de los opresores. Qué más equipaje se puede llevar que ese amor en dorso, en costado, en frente, para abrirle ese espacio al hombre, para que al fin todos quepamos en esta hoy triste tierra.

Sólo Fernando, que habrá que a la final deslindar entre los opresores y los jilgueros, y dinamitar nuestra arma sobre todos los sitios donde pretenda crecer la opresión, cualquiera sea el ropaje de que se disfrace. Amiga, mery


Gracias, Mery, es para mi un honor y muy gratificante recibir tus palabras, pues yo aprecio mucho lo que escribes y por eso, me atreví, aunque fuese sin consultarte, a poner algunas cosas de las que escribes en mi sitio, pues las tomaba del sitio de nuestro amigo Pablo Mora
.
"...Todos somos sepultureros. ¿Cuándo aparecerá el hombre que clame por la vida?..."

Ojalá que cada vez más y más el ser humano clame por la vida, que luchemos contra la opresión y la injusticia tanto como sea necesario, para conseguir que la vida sea, lo que siempre hubo de ser, vida, vida en armonía y amor entre nosotros mismos y la naturaleza.

Mery, amiga, un abrazo, Fernando.

Gracias, Fernando, por tus palabras. En verdad, y sin saberlo, se anda siempre junto a muchos, en un mismo cauce. Cuando nos entrecruzamos, siempre es una alegría y algo que nos nutre, nos complementa, nos extiende.

Y cuando de pronto el azar, o el afán de amigos comunes, como en el caso de Pablo, nos coloca frente a un poema como el tuyo, que sé debe ser uno entre muchos, dan ganas de irse hasta tus sitios y decirte que es hermoso, que contiene un talismán preciado, que desearíamos se multiplicara hasta que el hombre adquiriera al fin su condición de pájaro, de árbol, de sonrisa y de porvenir.

Los intelectuales (y por favor, disto muchísimo de cualquiera de esas terribles categorías) suelen escribir y escribir, a veces como si fuese para ellos mismos. Y las palabras se quedan encerradas en sus propios círculos. Como un pez atrapado en una pecera. A veces de tanto hacerlo no tienen tiempo de leer lo que el otro escribe, y así parece que mucho de lo escrito queda como en burbujas, aguardando que algún niño, con su magia, se decida a tocarlas, y ver si entonces el río de tu arma del amor comienza de verdad a mojarlo todo.

Gracias por entablar esta conversa, que sé será sólo el inicio. Un abrazo, Mery.

nota: por supuesto que todo lo que escriba o encuentres lo puedes utilizar cuando y como quieras, sin consultas, sin preguntas, se hace propiedad colectiva del corazón a quien alcance, nada más !y nada menos!


Mery, amiga, es para mi muy entrañable y de una significación muy especial leer tus palabras y vuelvo a agradecerte tu atención y amistad, pues yo, además de ser una persona humilde, no tengo mucha habilidad para escribir y expresarme, pero de vez en cuando, lo intento y procuro hacerlo lo mejor posible, y también procuro leer un poco, informarme e ir poniendo en mi sitio algunas cosas, con el fin de, como bien dices, "el hombre adquiriera al fin su condición de pájaro, de árbol, de sonrisa y de porvenir". Y con la esperanza de que esta vía, de Internet, cada vez llegue a más gente, que sea un nexo de unión entre todos, cada vez más extenso, y una alternativa a los medios de comunicación tradicionales.

Un abrazo, Mery, y un profundo agradecimiento por esas "burbujas" que contienen la magia de la vida y el calor inmenso de tus sentimientos. Fernando.
octubre / 2006

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Para acceder a la página de Fernando Bellido háganlo a través de este nuevo enlace:

http://es.geocities.com/ferbp55/


ms

pankarta dijo...

Así sea, Mery, Fernando, Amigos: "Ir abriendo raudaloso los cauces de un vivir en tiempos de humanidad."

Unirnos es un comienzo; mantenernos unidos, progreso; trabajar juntos, un éxito. Habrá de haber lugar para la Poesía, si no quieren pueblos y hombres sucumbir.

"Mientras el planeta exista y los seres humanos respiren, la obra de los creadores existirá." (Fidel Castro).

Hasta cada rato,

Pablo.

Anónimo dijo...

Insomne seco
A Blas de Otero. A Gabriel Celaya. A César Seco,

¿Nos robarán el alma, la palabra?
¿Nos robarán el sueño, los ensueños?
¿Nos robarán el tiempo o el destiempo?
¿Nos robarán la lumbre, los despojos?

¿Nos robarán insomnio y clarinada?
¿Nos robarán andenes, bienvenidas?
¿Nos robarán veredas, entusiasmos?
¿Nos robarán asombros, ensenadas?

¿Nos robarán la rabia, los reclamos?
¿Nos robarán, ocasos, madrugadas?
¿Nos robarán los planes y escaladas?

¿Nos robarán el apetito, el hambre?
¿Nos robarán el día del encuentro?
¿Nos robarán el pan encabritado?

Pablo Mora

Desde la Moraleja, Las Acacias.
8 de Octubre de 2016