jueves, enero 25, 2007

GUAPO, APOYADO Y LEGITIMADO




La pregunta de la periodista aludía al comportamiento autoritario observado en el Aló Presidente del 20/01/07. Respondimos que esto ya tiene un largo historial. Pero el GP ahora subió el tono porque está guapo, apoyado y legitimado. El ‘jefe único’ adquiere esta dimensión por el aval recibido por ‘las oposiciones’ el 03D-06.

Hemos dicho que la expectativa del oficialismo de los 10 millones, fue superada gracias a la suma de cuatro millones de votos entregados, vía compromiso, acuerdo o negociación, por la cúpula dirigente del comando de campaña de Rosales.

Esto se deduce del inmediato reconocimiento del triunfo del GP. El fraude-trampa había sido denunciado con anterioridad por investigadores del área, y consignados ante el comando de campaña.

A pesar de ello señalaron que preferían no hacer nada para evitar la abstención porque esto impediría el triunfo del ‘candidato de la unidad nacional’. Se consideraba a Rosales un candidato blindado, dispuesto a ‘cobrar’.

Por esto, al producirse el aval-reconocimiento al ‘limpio y transparente triunfo’ del GP, tal y como lo hizo el candidato apenas producido el primer boletín oficial del CNE, y como lo sostuvo luego en entrevista con el New Herald el 03/01/07, hay que pensar en la tesis del acuerdo-negociación.
Esto lo corrobora el testimonio del jefe de estrategia, Teodoro Petkoff: en el comando de campaña nunca creímos en el triunfo, y por ello no nos montamos ‘pajaritos preñados’. Tuvimos que decirle ‘mentiras blancas’ a los votantes para no desanimarlos y llevarlos a la abstención. El objetivo: formar una oposición capaz de reconocer al gobierno y obtener del mismo igual beneficio.

Es evidente que en estas palabras (Entrevista de Roger Santodomingo a TP, www.noticierodigital.com (08/12/06) subyace una búsqueda de reconciliación para el acuerdo-negociación que se inscribe en la escuela que dejó establecida el Pacto de Punto Fijo de hace medio siglo y que tiene plena vigencia en la política de este ex-país.

Indispensable por ello clarificar lo ocurrido con estas elecciones. Muchos actores, incluso del llamado ‘campo radical’, que hoy guardan un silencio cómplice-sospechoso, tal vez puedan contribuir a clarificar lo que terminó por darle al GP y ‘su proceso’ una legitimación que, en principio, no se esperaban.

Hoy nacional e internacionalmente este régimen se reconoce en el plano de la limpieza-pulcritud electoral y su instrumento correspondiente, el CNE, es un ejecutante de una digna y ejemplar labor. No sólo en las últimas sino en todas las elecciones que ha organizado.

Pero ya llegará el momento de clarificar lo actuado. Sostuvimos repetidas veces que el fraude-trampa estaba montado y que el oficialismo no podía perder. Pero de aquí a cantarles un triunfo por la vía de la limpieza-honestidad y procurar una reconciliación por la vía del reconocimiento mutuo hay un trecho considerable.

Por esto es indispensable seguir la investigación de lo ocurrido el 03D-06 y avanzar en la búsqueda de la verdad del 15Ag.-04 y el 04D-05.

¿Por qué se dejó a un lado la acusación del presunto fraude del RRP, reconocido (¿por error?) un año después en libro del presidente del CNE Jorge Rodríguez, recogido inmediatamente después de su publicación?

¿Y cómo se llega al retiro de las candidaturas de todos los partidos de las elecciones legislativas del 04D-05? ¿Por qué nadie explica el fenómeno?

A esta hora este régimen populista-autoritario-militarista y de profunda vocación totalitaria y fascista, no tiene contendor. Por ello puede avanzar ‘a paso de destructor’ hacia la implantación de ‘su socialismo del siglo XXI’ y tomar en el camino las medidas de la mayor arbitrariedad y desparpajo. Aquí no hay quien le ponga cascabel.

Por ello, ante anuncios de la gravedad del Aló GP del 21/01/07, se produce un silencio que se puede traducir en aceptación-aval. Se anuncia una bestial carga impositiva que se suma a un IVA de los más altos del mundo, un alza en el precio de la gasolina mientras prosigue el regalo de petróleo, gas y gasolina para ganar o mantener adhesiones políticas. Los venezolanos verán subir el costo de la vida, (conjuntamente con el alza de la especulación-corrupción) sin que aquí pase nada.

Es evidente en consecuencia que estamos ante dos polos de una misma condición y capacidad de destrucción. El yacimiento-botín-país sigue siendo la única mercancía apetecible para unas cúpulas que sólo se diferencian en el discurso.

El capital impone idénticas reglas, ya sea que sus beneficiarios se autocalifiquen de demócratas o de ‘revolucionarios’. Emigra, cambia de manos, se divide o se unifica, se desplaza, organiza, quiebra o hace quebrar, sustenta lo insustentable o vende lo ‘humanitario’, como si fuese la última oferta de un concesionario.

El capital penetra los tejidos más sofisticados para conseguir sus ganancias o para poner de lado a sus competidores. Mientras, el colectivo sólo sirve de ejército-contingente, para que vaya a votar o empuñar un fusil.

Lo fundamental es que se conserve su carácter de excluido, su condición de pobre. Así se asegura que siga los dictámenes del capital, disfrazado de cualquier democracia o socialismo, para que acepte resignado una realidad que no puede cambiar.

El problema mayor reside en que no parece haber disposición para cambiarle las reglas de juego al imperio. De allí la necesidad de que la gente adquiera conciencia y se organice para lograr alguna vez romper las ataduras con una historia impuesta y poder avanzar hacia la construcción de una sociedad cuyos destinos no estén trazados por el capital-poder de seudodemocracias y socialismos adjetivados, todos especuladores-utilizadores de oficio de la miseria del hombre.

El GP está guapo y apoyado por ‘las oposiciones’. Pero esto no quiere decir que cuente con fuerzas esenciales para establecer un autoritarismo indefinido: tiene la casa ardiendo por la implosión y el amotinamiento.

¿Podrá el partido único y el proyecto socialista del siglo XXI mantener la hegemonía del hoy guapo y apoyado que mañana puede ser golpeado y derrumbado por sus propias fuerzas destructoras? abm333@gmail.com
Publicado en El Universal, 25 de enero del 2007

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El artículo se refiere bastante a lo fuerte y legitimado del GP e insiste poco, no desarrolla bien (apenas insinúa)que en esa supuesta fortaleza está situada su propia destrucción por no contar con una basse política e ideológica sino con una plataforma de comprados que no llegan pero ni a semicahavistas.

Scolymia lacera dijo...

Ciertamente las palabras de Petkoff reflejan las modalidades del Pacto de Punto fijo de las que debemos salir hacia un pais mejor... Sin ambargo habia opciónes? es decir la opción de una Ética Política alterna, que sin duda esta en gestación, podria haberse manifestado...? Creo que no.
Comenzar a parir publicamente esa Política alterna es el reto.
Hay un resultado; una voluntad política incipiente de un 40% del electorado agluitinado en 3 meses y al cual; desde todas las esferas del resto de vida pública disponible hay que tratar de movilizar en un movimiento de resistencia a la tiranía. Hay surgira la opción.
En ese trabajo hay que unirse a pesar de las diferencias y teniendo como norte la lucha por el surgimiento de una nueva ética Política.