lunes, agosto 01, 2005

CARACAS TIENE NOMBRE DE ABSTENCION




La declaración corrió aceleradamente: ni león, ni escudo ni la fecha de fundación son verdad. Tal vez se le decrete a Caracas un nuevo nombre y su verdadero nacimiento: 04Ag-1566. La ‘revolución’ asi acaba con la falsificación de la historia. El montaje de la obra corresponde al primer actor, el Alcalde Mayor (AM), a quien lo mueve el más firme apego a la línea histórico-historiográfica trazada por su Jefe Único (JÚ) para cuestionar, lo que se tuvo hasta ahora como ‘descubrimiento de América’ e impulsar una nueva forma de leer y comprender la historia de este continente (EN, 25/07/05, B/21).

Este tema lo tocamos con el JÚ en las entrevistas reunidas en: Habla el Comandante (Caracas, UCV, 1998) a propósito de la consideración del papel del héroe-caudillo en esta historia. Ahí sintetizamos el contenido del Movimiento de Los No Descubiertos, con más de dos décadas de vida. Ciertamente no somos una invención del invasor sino el producto de un proceso milenario y la historia que se escribe a partir de la tramposa “categoría” del descubrimiento, es una visión impuesta.

Pero el problema no reside en la fecha sino en el contenido violento/exterminador de la acción fundacional que se acomete en los espacios donde el habitante originario había vivido. No se trata de cambio de nombre o de partida de nacimiento, sino de perspectiva histórica.

Y más allá de esas peroratas distraccionistas, no hay interés en revisar la concepción histórica prevaleciente. El régimen venecubano es la continuación por otras vías de la misma invasión autoritaria, caudillista y criminal. El montaje de fechas y nombre se inscribe en la misma orientación que ha definido nuestro cuadro histórico-historiográfico: el caudillo del momento hace gala de su potestad para decidir como máximo héroe el destino de esta sociedad. Una postura totalmente contraria al contenido esencial de la propuesta de los No Descubiertos y de la historia como hacer colectivo.

Y hoy, cuando este expaís atraviesa uno de sus más trágicos momentos, se pretende desviar u obstaculizar el debate en relación a lo que significa la abstención en las elecciones municipales del 07/08. El ‘proceso’ y sus conductores se juegan el aval y credibilidad a lo actuado como proyecto Alba- integracionista del cual surge una Venecuba que en su etapa “anti-imperio” se permite declararle ‘la guerra asimétrica’ a USA. De allí lo importante que es la medición del apoyo a estas políticas en estos comicios.

Los escenarios del momento son la Consolidación: con una abstención del 28% (¡fraude!) insinuado por Jorge Rodríguez. Resultado: acelerador mayor neosocialista. El Colapso: abstención del 65% (Sobella Mejías) o más. Producto: reordenamiento del proceso.


El tercer escenario es la Complicación. A una altísima abstención se agregan otros ingredientes como levantamientos civiles o militares, junto con acciones exteriores USA. El cuadro podría volverse difícil pero no inmanejable. Hay recursos suficientes para comprar apoyo al proceso.

Conclusión: en el corto y mediano plazo prevalece el régimen, con disposición a permanecer aplicando la violencia-masacre que sea necesaria. Es el mismo poder del exterminio como primer actor de la misma historia. ¿Cómo revertir este cuadro-tragedia?
abm333@gmail.com
Publicado en El Universal, el 29 de julio del 2005

No hay comentarios.: